Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asalto a las murallas de Xàtiva

Aparecen pintadas sobre los muros de Llevant que acrecientan el estado de abandono o de falta de vigilancia que denuncian colectivos y la oposición Una de las torres es usada para el botellón

Asalto a las murallas de Xàtiva

Asalto a las murallas de Xàtiva

Otro ataque al patrimonio de Xàtiva. La lista de monumentos de la ciudad que ha sufrido el acoso de los actos vandálicos se alarga: ahora ha sido el conjunto de las murallas de Llevant, donde probablemente pandillas juveniles han realizado pintadas muy agresivas sobre la piedra. Los restos acumulados en los alrededores del conjunto „e incluso dentro mismo de una torre vigía„ hace pensar que, además, el lugar es utilizado frecuentemente como espacio para el botellón o para otro tipo de excesos: suciedad, restos de fogatas, envoltorios de pizza, latas de cerveza o refrescos... El aspecto tan sumamente descuidado que presenta el lugar arroja otra conclusión. La labor de vigilancia es prácticamente nula, habida cuenta de la facilidad con que se han manejado para pintarrajear las murallas o hacer de esa parte de la fortaleza un lugar en el que abusar a sus anchas del patrimonio. Y porque el lugar está igualmente copado por la vegetación silvestre.

Este ataque a unas murallas del siglo XIII, enmarcadas en el conjunto del castillo de Xàtiva, Monumento Nacional, se suma a los recientes ataques sufridos en Sant Domènec o en el Puig. O al estado general de abandono que presenta gran parte del patrimonio de la ciudad. En el convento de Sant Domènec, los asaltantes tumbaron un fragmento de muro expuesto en el patio que contiene una pintura gótica, del siglo XIV. El golpe contra el suelo causó serios desperfectos precisamente en la parte policromada. En la ermita del Puig, tal como reveló este diario, lanzaron varios sillares desde la cima donde se asienta el templo (en obras) rodando senda abajo.

En la zona BIC de la Costa del Castell, tal como denunció hace dos semanas el Círculo para la Defensa y Difusión del Patrimonio, la muralla está deteriorada, la ampliación de la senda tradicional continúa hormigonada (fue muy polémico este asunto en 2007) y las excavaciones del antiguo monasterio de Montsant todo indica que no han sido todo lo prudentes que cabría, según han señalado expertos a este diario. Igualmente han censurado que las aspilleras de algunos tramos de muralla (las oberturas verticales) están muy erosionadas. La puerta romana de la muralla oeste está muy deteriorada también. Como el entorno de la ermita de Sant Feliu, donde hay una basa de columna romana abandonada o la excavación del palacio árabe sigue la intemperie.

Peligro en el Castell Menor

Pero si existe alguna parte del castillo verdaderamente en peligro ésa es la muralla del XII del Castell Menor, en concreto un tramo recayente a la Solana (Bixquert). Tal como denunció la oposición socialista semanas atrás, esta parte de la muralla se sustenta sobre un parche de los años 70 hecho con simples bloques de obra actuales. Esa especie de cuña está cediendo. Y de hacerlo, sin duda arrastraría todo el lienzo de muralla.

Compartir el artículo

stats