Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Diputación aprueba el padrón de Ontinyent y da luz verde al primer recibo del Consorcio

El COR aguarda noticias de la institución provincial antes de informar sobre el plazo para pagar la tasa de 2014

La Diputación de Valencia ya tiene luz verde para emitir los primeros recibos del Consorcio de Residuos (COR) en Ontinyent. Un decreto firmado por el diputado de Gestión Tributaria, publicado ayer en el Boletín Oficial de la Provincia, permite a la institución provincial salvar el escollo que planteó el ayuntamiento de este municipio al negarse a facilitar los datos empleados para calcular el padrón fiscal de la tasa. El consistorio, enfrascado en una lucha sin cuartel contra la institución que gestiona el tratamiento y la eliminación de la basura en la Vall d'Albaida desde agosto, sostiene que la liquidación asociada a los cinco últimos meses de 2014 no es procedente porque obliga a los vecinos a pagar por un servicio ya satisfecho previamente con la tasa municipal. La diputación ha respondido elaborando y aprobando el padrón por su cuenta.

El COR reprocha a Ontinyent que, al negarse a colaborar, no han podido calcularse con precisión las unidades fiscales de la localidad, y por consiguiente, las toneladas totales que se generan se dividen a partes iguales entre hogares, locales, negocios o restaurantes, asentando un escenario que dinamita la idea de pagar la basura en función de los kilos generados, como ocurre en otros municipios que sí remitieron el padrón. La gestora de residuos recalca que su recibo grava el servicio que comenzó a prestarse en agosto y entiende que el ayuntamiento debería de haberse limitado a cobrar la recogida de la basura y olvidarse de la parte del tratamiento y la eliminación, competencia del COR.

Pero el equipo de gobierno de Ontinyent no piensa dar su brazo a torcer. Además de recurrir el edicto de la diputación, anuncia que devolverá a los vecinos el importe de esta primera factura, que rondaría los 17 euros por hogar. En total, se calcula que se emitirán unos 17.000 recibos por un importe de 315.000 euros. El ayuntamiento asegura que el COR no tiene competencia para delegar en la diputación la gestión de tributos de un ente que no está consorciado y exige la suspensión del procedimiento. La institución provincial, que contradice este reproche apelando a la ordenanza aprobada por el Consorcio, da un plazo de 15 días para que los afectados presenten alegaciones.

Nuevo plazo de pago

Mientras tanto, el COR sigue a la espera de recibir noticias de la diputación sobre la fecha exacta en que comenzarán a llegar los recibos a Ontinyent antes de informar a los vecinos sobre el plazo de pago establecido, según indicaron fuentes de la entidad. En el conjunto de la Vall d'Albaida, el periodo voluntario para abonar la tasa —que comenzó a cobrarse en enero—se cerró el 20 de febrero.

Compartir el artículo

stats