Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una empresa pública arruinada por el ladrillo

La decisión de la Audiencia de rechazar el concurso de acreedores que para la empresa pública de Albaida solicitó el anterior gobierno municipal (PP) a pocos días de ceder el control del ayuntamiento, en 2011, obliga al actual ejecutivo a lidiar con los numerosos proyectos truncados y deudas pendientes de Gestiona, cuya actividad se orientó en los años de la burbuja a la construcción de pisos. La promoción de 19 viviendas levantadas en Font de la Vila está completamente acabada y sin poder venderse desde hace 3 años. Algunos pisos están apalabrados y diversos vecinos llegaron a pagar por ellos adelantos de 10.000 ? que aún no han visto revertidos.

Compartir el artículo

stats