Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Abre sus puertas el Museu Faller de Xàtiva

Tras años de reivindicaciones y pese a los reiterados anuncios del consistorio la primera sala expositiva estable es una realidad que ha esperado más de cuarenta años Los «ninots» no son el contenido único de un espacio en el que primará lo divulgativo

Abre sus puertas el Museu Faller de Xàtiva

Abre sus puertas el Museu Faller de Xàtiva

El Museu Faller de Xàtiva ya no figurará este año en la propaganda electoral del PP, que lo anunció como seguro en las campañas de 2003, 2007 y 2011. Visto lo que ha costado de hacer —apenas cuatro meses desde que su director de contenidos y el arquitecto se pusieron manos a la obra— más de uno se pregunta qué extraña falta de voluntad política ha habido para posponerlo más de 12 años. El caso es que la primera sala expositiva estable de las fallas de Xàtiva ya es una realidad. Y el sábado, decenas de curiosos pudieron comprobar que no es el museo soñado en un edificio histórico y con un apabullante colección de ninots. Pero sí un espacio entre divulgativo y artístico que estéticamente ha quedado redondo y que de contenidos no está mal. El alcalde de Xàtiva, Alfonso Rus, lo inauguró junto a las falleras mayores de la ciudad y arropado por ediles de su equipo de gobierno. Es ya el segundo estreno de museo en apenas quince días.

El equipo de gobierno de Rus lo ha anunciado desde hace más de 12 años... Pero el museo fallero de la ciudad es una antigua reivindicación que se remonta a los primeros años 70, de ahí que el presidente de la Junta Local Fallera de Xàtiva, Javier Gª Paños, tuviera unas generosas palabras de reconocimiento a todos los presidentes de la ejecutiva fallera desde tiempos de Albero (Esplugues, Perales, Vinaches, Ubeda, Sánchez, Benet y Alcocer). «De todos ellos es mérito que se haya mantenido viva la idea de que Xàtiva tuviera un museo fallero», resaltó.

El nuevo museo, en el local de la calle Montcada que dejó libre el PROP, ofrecerá una jornada de puertas abiertas al público en general y a los falleros este viernes, de 17 a 22 horas. Para las fallas, la junta ha anunciado un horario de apertura de 11 a 13 y de 18 a 20 horas (los días del 14 al 19, ambos incluidos). Cuando pase este proceso de apertura, se cobrará un euro por persona para acceder al mismo, anunciaron ayer. La idea de la JLF es que los contenidos del museo no sean los mismos siempre. De ahí que la muestra de ninots —ahora apenas una corta selección de piezas de Roca o Cogollos muy recientes o un Martínez Mollà de 1996— pueda crecer en el futuro y alternarse con otras incorporaciones o con muestras temporales. De manera especial, aunque está pendiente de restauración, destaca el ninot del pintor Vernia. Esta pieza, del año 1942, era la única que dio el salto al museo general de la ciudad. Aunque no ha estado expuesto desde hace décadas.

La ambientación del museo es uno de sus logros. Una gran cenefa-orla superior perimetral reproduce las fotografías de las falleras mayores de Xàtiva, desde la de 1933 (Merceditas Cuenca) hasta la actualidad. Y un módulo central da color a la estancia con la reproducción de portadas de llibrets.

Compartir el artículo

stats