Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El alcalde de l'Alcúdia pide relajar el listón de los vertidos a las industrias

Compromís ha denunciado la persistencia de la problemática de la contaminación en l'Alcúdia de Crespins, que considera «agravada» por una ordenanza de vertidos nueva aprobada por el equipo de gobierno que para la formación «ha creado los agujeros necesarios para que aquellos que contaminan no se hagan responsables de todo el mal causado». Los valencianistas acusan al acalde de «dejadez» en este asunto y censuran que los elementos tóxicos detectados en el agua del Sagres «pasan por lugares donde los vecinos hacemos nuestra vida», dejando «un rastro peligroso que pagamos con la pérdida de salud». Compromís fija la cuestión como prioridad si gobierna y afea al alcalde que «en 8 años no ha tomado las medidas necesarias».

Javier Sicluna (PP) defiende por su parte el endurecimiento de la normativa municipal, modificada hace poco por el consistorio con el asesoramiento de la CHJ, la Epsar y Egevasa. «Después de muchos años hemos puesto sanciones y hay varios expedientes abiertos y enviados» al organismo correspondiente, subraya. El alcalde revela que el consistorio está negociando con la Epsar y la CHJ para tratar de relajar las exigencias en cuanto al límite de niveles contaminantes que han de cumplir las industrias que vierten a la red de alcantarillado. «A otras ciudades les permiten cantidades más altas porque tienen un río con más agua que el Sagres. Si en Alcoi hay más manga ancha, al final las empresas textiles se irán allí o a China», sostiene Sicluna, quien a continuación recalca que en l'Alcúdia «hay pocas industrias contaminantes», dejando caer que las que más polución lanzan a la depuradora se emplazan en la vecina Canals.

Compartir el artículo

stats