Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los lodos de la EDAR Alcúdia-Canals multiplican por 10 los niveles de polución aptos

La Epsar emplaza a los dos ayuntamientos a reducir los valores contaminantes, que ocasionan sobrecostes de 23.000 euros mensuales La Guardia Civil tramita varias denuncias por vertidos

Los lodos de la EDAR Alcúdia-Canals multiplican por 10 los niveles de polución aptos

Los lodos de la EDAR Alcúdia-Canals multiplican por 10 los niveles de polución aptos

La Entidad Pública de Saneamiento de Aguas (Epsar) ha advertido de la presencia de metales pesados en concentraciones que superan los valores límite autorizados en los lodos producidos por la estación depuradora (EDAR) que comparten l'Alcúdia de Crespins y Canals. La Epsar informó a finales de enero a los ayuntamientos de ambos municipios de que esta circunstancia imposibilita la utilización de los fangos para la agricultura, una circunstancia que obliga a someterlos a un tratamiento posterior que supone «un coste sensiblemente mayor» que en el caso de que sí cumplieran la normativa. Este sobrecoste se cifra en 23.651 euros al mes. Los contenidos de cromo (un metal pesado) presentes en las aguas que llegan a la depuradora procedentes de los polígonos industriales prácticamente multiplican por 10 los valores permitidos, según la carta remitida por la Epsar a la Comunidad de Usuarios de Vertidos de la Partida de Sagres —presidida actualmente por el Ayuntamiento de Canals—que ha aireado Compromís per l'Alcúdia de Crespins.

La EDAR que ambas localidades comparten gestiona un caudal de 3.609 m3 diarios y sirve a una población de 30.634 personas. La misma comunicación de la entidad reguladora precisa que la vigilancia y control de los vertidos en la red de alcantarillado corresponde a los dos ayuntamientos de la Costera, a los que emplaza a que extremen la vigilancia, adopten las medidas correctoras necesarias y sancionen a las industrias responsables de los residuos contaminantes.

Compromís exige más celo

No es la primera vez que la Epsar reprocha al Ayuntamiento de l'Alcúdia de Crespins el mal estado de las aguas que recibe la depuradora. En 2012, los sobrecostes mensuales por el tratamiento de lodos se elevaban a los 16.143 euros. A la reprimenda se suma una denuncia por infracción de la ordenanza de vertidos que la Guardia Civil dirigió en octubre al consistorio y en la que figura como implicada una empresa de tejidos del polígono El Canari. En el oficio, la Benemérita advierte de que el vertido contaminante a la red de alcantarillado —que excede varios parámetros exigidos—«puede afectar al funcionamiento de la EDAR». Compromís lamenta que la «situación no es nueva» y exige más celo al equipo de gobierno en el cumplimiento de la normativa municipal, a tiempo que lamenta que el Ayuntamiento de l'Alcúdia aún no ha hecho frente a los más de 5.000 ? de multa a los que fue condenado en 2010 por motivos similares relacionados con la polución.

El alcalde, Javier Sicluna, replica a la formación indicando que el consistorio «ha endurecido» la ordenanza de vertidos hace poco para atajar la problemática. El edil, en ese sentido, subraya que el consistorio ha puesto dos sanciones recientes por vertidos «después de muchos años» y ha abierto diversos expedientes, a tiempo que asegura que Egevasa desarrolla inspecciones y «controles exhaustivos» cada mes.

Compartir el artículo

stats