Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un vertido cubre de «chapapote» el barranco Portixol de Ontinyent

La CEVA acusa la «falta de seguridad» de la cantera cercana, causante del accidente El producto esparcido es un derivado del petróleo

El barranco del Portixol de Ontinyent quedó cubierto el sábado de una capa de«chapapote» a causa del vertido de un derivado del petróleo proveniente de una cantera cercana. La Coordinadora Ecologista de la Vall d'Albaida, CEVA, denunció ayer el desastre ecológico y reclamó la limpieza «inmediata» de la zona afectada, por los daños causados y los que podría causar si no se actúa cuánto antes. Los ecologistas han explicado que el vertido se produjo el pasado sábado por un derivado del petróleo utilizado para asfaltar viales, procedente de la planta de aglomerado asfáltico de la empresa Guerola, situada junto al barranco, y ponen de manifiesto que «el producto, de carácter viscoso y de olor a alquitrán, impregna el cauce del barranco en centenares de metros, degradando lo que encuentra a su paso».

Los hechos ocurrieron el sábado y, al parecer, unos ciclistas que transitaban por la zona habrían avisado del vertido. Hasta el Portixol se desplazaron agentes del Seprona que se encargan de las diligencias de la investigación y que habrían dado parte del suceso a las diferentes administraciones públicas, señalaron desde la CEVA.

La coordinadora ecologista ha denunciado la «falta de seguridad» de la empresa de la cantera a la hora de utilizar y almacenar el material usado para la fabricación de aglomerado asfáltico. Para la CEVA es «preocupante y escandaloso» que la empresa «no haya iniciado los trabajos de limpieza cuatro días después del vertido y con carácter urgente, dada la gravedad de los hechos», advierten. Los ecologistas expusieron ayer que aún no se había actuado en la zona, que seguía sin limpiar, y señalaron que «ya ha pasado suficiente tiempo [cuatro días] para que la empresa hubiera actuado». Afirmaron que «es incomprensible la inacción» de la empresa responsable del vertido.

La CEVA ha querido poner de manifiesto la gravedad del accidente provocado por la empresa Guerola —que gestiona la planta que elabora conglomerado asfáltico con el producto que ha cubierto el cauce del barranco—y advierte que el vertido «supone un deterioro ambiental de efectos desconocidos». En un comunicado emitido ayer subrayan que la limpieza del chapapote «es necesaria y urgente, en especial la absorción de los charcos líquidos que no han solidificado y están filtrando en el terreno». Exponen que parte del producto contaminante esparcido ya se ha solidificado, pero hay partes donde aún no y advierten del «riesgo» que comporta si se produjeran lluvias, ya que «los restos de material se escamparían a lo largo del barranco, en un área mayor que la afectada inicialmente por el vertido», concluyen. La CEVA pone de manifiesto los daños causados, por lo que exige una actuación inmediata que limpie el barranco del Portixol.

Compartir el artículo

stats