Suscríbete Ahora

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Era como un campo de batalla»

Compromís, PP y PSPV condenan el ataque al domicilio de un exconcejal de l'Alcúdia de Crespins que colgó una bandera cuatribarrada del balcón y piden que se localice a los responsables

El militante y exconcejal de Compromís cuyo domicilio fue atacado en la madrugada del sábado por unos desconocidos durante el transcurso de las fiestas de l'Alcúdia de Crespins ha recibido un alud de muestras de apoyo procedentes de la esfera política. El acto vandálico, denunciado el domingo por la coalición valencianista, recibió rápidamente la condena tanto desde las filas socialistas como por parte de PP. Ambos partidos pidieron a nivel local la rápida actuación policial para localizar a los responsables y tacharon el acto de «cobarde».

Como ayer informó Levante-EMV, un grupo de individuos lanzaron piedras y botellas contra el balcón y la fachada del piso donde reside Antonio Beltrán, veterano y activo miembro de la causa nacionalista e integrante de la ejecutiva local y comarcal de Compromís. El suceso se produjo en el marco de las fiestas de la localidad. La coalición lo atribuye el ataque a la bandera cuatribarrada que éste había colgado en el balcón, en cuyas inmediaciones se desarrollaba un botellón a esas horas. Beltrán se encontraba en el interior en el momento de los hechos junto a su esposa y sus nietas. «Había más de 80 personas abajo bebiendo. Hubo quien empezó a tirar objetos, a gritar e incluso a cantar el 'cara al sol'. Era como un campo de batalla», relata a este diario el exedil, especialmente ofendido por la «violencia verbal» que según éste emplearon algunos individuos hacia su mujer, con palabras altisonantes. «Se asomó y le comenzaron a insultar. Tuvimos que escondernos porque empezaron a tirar cosas». Este hecho condujo al militante de Compromís a telefonear a la Policía Local. El siguiente paso será denunciar incidente ante la Guardia Civil.

«Es una barbaridad»

«Vamos a tener que pintar el balcón por los desperfectos. Empañaron de rojo toda la cristalera por las botellas que tiraron mientras había vecinos que entraban con sus niños y se sintieron muy agraviados. Es una barbaridad», lamenta el exconcejal, «muy agradecido» por las muestras de apoyo. Beltrán recalca que todos los años por fiestas pone la misma bandera. «Me identifico con ella como hay quien que se identifica con la Iglesia. No me meto con los demás. Solo pido respeto», zanja.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats