Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las defunciones superan a los nacimientos en dos de cada tres municipios

La Costera, la Canal y la Vall d'Albaida cerraron 2014 con 164 fallecidos más que nacidos El número de alumbramientos repunta en el territorio después de cinco años de bajadas

Dos de cada tres localidades que integran el ámbito poblacional de la Costera, la Canal y la Vall d'Albaida cerraron 2014 con un saldo vegetativo negativo. A la espera de que el Instituto Nacional de Estadística (INE) actualice las cifras oficiales del padrón de habitantes, las últimas estadísticas sobre nacimientos y defunciones publicadas ayer por este organismo anticipan un nuevo decrecimiento demográfico en un territorio que se mantiene con una tasa de paro del 22%.

El año pasado se contabilizaron 1.664 fallecimientos en el conjunto de 61 municipios, un 4% más que en 2013. El número de alumbramientos también aumentó —un 2,1%— por primera vez después de cinco años seguidos de descensos. A lo largo de 2014 se documentaron 1.447 recién nacidos cuyas madres residen en las tres comarcas. La natalidad remonta al calor de la recuperación económica después de desplomarse en los años más crudos de la crisis. Como informó Levante-EMV, en 2013 se constató el registro más bajo de nacimientos — 1.416— del último cuarto de siglo, como consecuencia de los recortes en las economías domésticas y la marcha de muchos jóvenes e inmigrantes del territorio en busca de oportunidades laborales, entre otras razones.

Pese al repunte en términos globales, la evolución de la natalidad resulta muy desigual por comarcas. La cifra de partos en 2014 bajó tanto en la Canal —17 menos que en 2013— como en la Costera, con cuatro menos. Los 762 nacimientos registrados en la Vall d'Albaida, 53 más que durante el año anterior, explican el incremento territorial.

La Canal de Navarrés encadena año tras año desde 1990 balances vegetativos negativos. Al cierre de 2014, en esta comarca se contabilizaron 69 muertes (169) más que nacimientos (100).

En la Costera, la publicación del INE constata el peor dato en décadas: un saldo negativo de 79 personas que es el resultado de restar 586 alumbramientos a 665 fallecimientos. Después de un largo periodo de crecimiento vegetativo sin interrupción desde 1998, la comarca arrastra un quinquenio consecutivo con más defunciones que nuevas vidas.

El balance no es tan pesimista en la Vall d'Albaida, gracias al notable incremento de la natalidad. El saldo vegetativo arroja en este territorio 13 muertes (775) más que nacimientos (762).

El saldo más negativo, en Chella

Solo 17 de las 61 localidades de las tres comarcas cerraron 2014 con más partos que defunciones, mientras que en otras seis un indicador y otro quedaron equiparados. Xàtiva, por segundo año consecutivo, contabiliza más muertes (249) que bebés nacidos (241), un dato que aleja a la localidad del horizonte de los 30.000 habitantes. Junto a Ontinyent, con 311 recién nacidos y 298 fallecidos, Benigànim (17), Aielo de Malferit (15), l'Olleria y la Pobla del Duc (11) son los municipios con mayor crecimiento vegetativo. Los saldos más negativos, en cambio, se constatan en Chella (-31), Bocairent (-29), Anna (-21), Torrella (-16), Moixent y Quatretonda (-15).

Compartir el artículo

stats