28 de febrero de 2017
28.02.2017

Los municipios del Caroig-Serra Grossa batallan para no quedar excluidos de los fondos europeos

La asociación que engloba a 42 localidades de 4 comarcas concluye la estrategia con la que opta a un pellizco de los 27 millones del Plan de Desarrollo Local - El alcalde de Enguera afea a la conselleria la excesiva concurrencia de candidaturas al reparto

28.02.2017 | 00:23
Los municipios del Caroig-Serra Grossa batallan para no quedar excluidos de los fondos europeos

La Asociación para el desarrollo sostenible de los municipios del Caroig, la Serra Grossa y las Riberas del Xúquer aglutina a 42 ayuntamientos y a entidades del tejido social con un objetivo común: captar una porción de los 27 millones de euros de fondos europeos que reparte el programa Leader. Ayer, este «lobby» del territorio dio luz verde a su estrategia de desarrollo local, una hoja de ruta enfocada a revitalizar la actividad económica y a frenar el declive demográfico que sacude al medio rural en la Costera, la Canal y las dos Riberas. El documento se presentará hoy en la Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente, encargada de evaluar las candidaturas de 11 territorios que pugnan por gestionar los Grupos de Acción Local (GAL). Solo nueve, las mejor puntuadas, serán seleccionadas.

La elevada concurrencia del proceso -se presentan 300 municipios- ha avivado el malestar entre los alcaldes por el temor a quedar excluidos de las ayudas. El presidente de la asociación, Óscar Martínez, censura que la conselleria haya aceptado a tantos aspirantes. «No es lógico que haya zonas que se queden fuera del reparto. No entendemos porqué tenemos que competir con otros territorios por unos fondos que, a fin de cuentas, son muy bajos», apunta el alcalde de Enguera. Para Martínez, el gobierno autonómico debería haber acotado más los requisitos para acceder al reparto del Plan de desarrollo rural de la C. Valenciana 2014-2020, primando a aquellas áreas más ruralizadas.

El programa se diseñó durante la etapa de gobierno del PP en la Generalitat y plantea «disfunciones estructurales de bulto» que han dificultado su puesta en marcha, según ahonda Martínez. El resultado es que, transcurrido ya el ecuador del mismo, todavía no están seleccionados los territorios que gestionarán las ayudas.

La asociación Caroig-Xúquer ha hecho los deberes. En diciembre, el «lobby» inició un proceso participativo entre los consistorios y los colectivos de las comarcas que, a lo largo de 8 intensas sesiones, han ido diseñando el rumbo a seguir por los agentes socioeconómicos e institucionales en los próximos años para salir del actual estancamiento y relanzar un territorio cada vez más acosado por los fantasmas de la despoblación,el envejecimiento y la falta de oportunidades. La estrategia global de desarrollo local Caroig-Serra Grossa-Xúquer explora las potencialidades del turismo, el medio ambiente o la agricultura. Entre los retos del proyecto: estimular el comercio local y de proximidad y los canales cortos de comercialización, atraer la implantación de nuevas empresas, reforzar el emprendimiento local, potenciar el valor añadido de los productos agroalimentarios y aspirar a obtener sellos de calidad, diversificar antiguas actividades agrícolas hacia otras con más futuro y rentabilidad, fomentar la internacionalización de las pymes y la implantación de las TIC, apostando por la I+D+I; impulsar un turismo de interior desestacionalizado y disgregado en marcas territoriales.

El presidente de la asociación señala que «apeados de otras fuentes de financiación con Feder, el Caroig no parte de cero en la implementación de la iniciativa Leader, puesto que, por el grado de ruralidad que presenta el territorio y abandera La Canal de Navarrés, se gestionaron las iniciativas Leader II y Leader Plus, antes del huracán Ruralter que acabó con todo».

El final de la filosofía Leader en 2007 desembocó en el despido de los agentes de la conselleria y en la recentralización las ayudas, un «error gravísimo» a juicio de Martínez porque «se eliminó del proceso a la sociedad civil y a los técnicos del territorio, que realmente conocen la tesitura existente». El alcalde de Enguera apuesta por «devolver la iniciativa a la sociedad civil» mediante mecanismos de participación y por aprovechar el «poder transformador» de las ayudas europeas para frenar el declive que padece el territorio y crear empleo. En el programa también compite Som Rurals, entidad que integra a la Vall d'Albaida, la Safor, la Font de la Figuera y Barxeta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook