17 de abril de 2017
17.04.2017

Larga vida a los riuraus de la Vall

Benicolet y la Diputación de València impulsarán la protección de estos elementos tradicionales del campo valenciano

17.04.2017 | 04:15
Larga vida a los riuraus de la Vall

No se pueden quejar los riuraus. Tienen hasta su banda sonora propia, gracias al empeño de Lluís el Sifoner. Estas sencillas construcciones en las que antiguamente se secaba la uva están a salvo en muchas partes del territorio valenciano gracias a la sensibilidad de quienes respetan su pasado. Ahora, la Vall d´Albaida quiere sumarse a esa corriente protectora. La Diputación de València y el Ayuntamiento de Benicolet estudian vías de colaboración para la recuperación de los riuraus de esta zona, elementos arquitectónicos emblemáticos de la cultura valenciana vinculados a la producción y posterior exportación de la pasa que tradicionalmente se han utilizado para proporcionar cobijo a cañizos con pasa mientras llueve o hace humedad. Así se acordó días atrás durante la reunión mantenida por el diputado de Cultura, Xavier Rius, con la alcaldesa de Benicolet, Llúcia Gregori.

Los riuraus valencianos encierran toda una lección sobre lo que fue el cultivo y el tratamiento de la pasa. Cuentan hasta con un cancionero propio que ha recuperado en la medida de lo posible el citado Sifoner. Y es que en Cançons del riurau, título de su disco de regreso, el cantautor alicantino se nutría de las canciones que en torno a la pasa (como en torno a otros cultivos, como los cants de batre) pervivían en la memoria de los más mayores pero carecían de base documental. Por si fuera poco, en torno a ellos existe hasta la fiesta de l´escaldà de la pansa. Precisamente sobre ese hecho «pivota toda la estrategia supracomarcal para la recuperación de estos espacios singulares», explican desde la diputación. Y aunque es Benicolet quien parece llevar la iniciativa, en la Vall d´Albaida se sumarían a esta potenciación del riurau como valioso elemento de cohesión comarcal otras localidades como Montitxelvo y Terrateig, así como Ròtova, en la Safor, a los que cabe añadir los pioneros, los de la Marina. Todos ellos trabajan en la recuperación y conservación de estos y otros elementos de la arquitectura rural, subrayan.

El diputado Rius se ha mostrado «abierto a contemplar diferentes posibilidades para la recuperación de estas construcciones», señala. Así, ya ha anunciado que en el marco de colaboración establecida entre el Área de Cultura y Amical Wikimedia «vamos a trabajar en la actualización de los contenidos patrimoniales y etnológicos en la popular enciclopedia online Wikipedia para favorecer el conocimiento de estos elementos arquitectónicos», al mismo tiempo que «trasladaremos el proyecto a los responsables de la gestión del Museu Valencià d´Etnologia —dependiente del Área de Cultura— para el estudio y valoración del mismo, además de determinar la posibilidad de articular diferentes vías de trabajo conjunto», añade.

Posibles ayudas del SARC
Asimismo, el responsable del departamento de Cultura de la institución provincial también ha instado a los representantes municipales de Benicolet a presentar una propuesta concreta en el marco de la convocatoria de proyectos intermunicipales que impulsa el Servei d´Assistència i Recursos Culturals (SARC) para «optimizar los esfuerzos y facilitar la colaboración entre municipios y el aprovechamiento de las sinergias» que se generan alrededor de los riuraus, según han añadido.

Así que esos modestos cobertizos cuyo equivalente en Galicia y Asturias sería el mítico y hórreo quizá tengan ahora muchos años más por delante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook