04 de noviembre de 2017
04.11.2017

Un ensayo sobre el valenciano que se habla en Xàtiva gana el Carlos Sarthou

Vicent Bataller vence en los XXXIV Premis Literaris junto a Sílvia Romero en novela y Manel Pitarch en poesía

04.11.2017 | 09:25

Un estudio sobre las peculiaridades idiomáticas más o menos específicas del valenciano de Xàtiva y su zona de influencia se llevó ayer el Carlos Sarthou de ensayo de los XXXIV Premis Literaris Ciutat de Xàtiva. La obra la firma Vicent Bataller Grau (Xàtiva, 1980), que más que filólogo, que también lo es, es arquitecto y a ello se dedica en la Conselleria de Obras Públicas. El ganador sumó ayer su nombre (totalmente desconocido en el mundo de las letras) al de la novelista barcelonesa Sílvia Romero y al del poeta Manel Pitarch, de Vila-real, ganadores de los galardones de poesía y narrativa (el Blai Bellver y el Ibn Hazm) con El jurament y Poemari per a ociosos, respectivamente. Un impactante espectáculo de Maduixa Teatre, Mulïer, ocupó la segunda parte de la gala de anoche, celebrada en el antiguo convento de Sant Domènec y presidida por el alcalde, Roger Cerdà, y el concejal Jordi Estellés. Guió la presentación Laura Salinas.

El trabajo de Bataller se titula El parlar del «tinguem». El valencià de Xàtiva i la seua àrea d'influència. Según el ganador del premio, dotado con 4.000 euros, es un trabajo que trata analiza la fonética, la morfología y el léxico del valenciano local y una zona no coincidente con los límites administrativos existentes «que llega hasta Montaverner en la Vall o hasta la Pobla Llarga en la Ribera», explicó ayer a Levante-EMV. «Es sobre la manera de hablar de Xàtiva y de los pueblos que siempre han mirado hacia Xàtiva», añadió. El tinguem del título es, precisamente, una tarjeta de presentación de esas peculiaridades. «Aquí decimos tinguem, vullguem, puguem... En vez de tenim, volem o podem. Decimos en modo indicativo lo que deberíamos decir en modo subjuntivo», ilustraba ayer.

El trabajo es muy amplio, en todo caso. Y además de esa parte más para especialistas o filólogos, «hay otra más divulgativa dedicada a la cultura popular en la que incluyo adivinanzas, cançonetes... Y finalmente un apartado gráfico con cerca de 200 mapas lingüísticos». En esos mapas, Bataller señala las «zonas concretas en las que se utiliza tal o cual expresión», explicaba ayer. El ganador del premio destaca que no existe ningún trabajo que se haya encargado antes de esta materia tan concreta; «sólo conozco el del habla específica de Canals de Pelegrí Sancho», indicó.

La ganadora del premio de narrativa avanzó ayer en Sant Domènec algunos detalles del libro. Lo editará Bromera y el premio en metálico para Sílvia Romero (Barcelona, 1962) es de 9.000 euros. La escritora adelantó anoche que su obra «muestra dos historias en paralelo; los personajes digamos que viven una aventura que les lleva a descubrir otra... Una de ellas está ambientada en el siglo XVII. Y las dos confluyen», dijo. Romero enfatizó su agradecimiento. «Como escritora, necesito ser leída. Y los premios dan un empujón a tu obra y la acercan más a los lectores. Quiero vivir este momento con intensidad y expresar, de verdad, mi agradecimiento más profundo», añadió. La ganadora del Blai Bellver es autora de novelas como Amor a sang freda, Ànima mesquina, Júlia M. o El camí del Bandama Vermell. Pero también ha cultivado el teatro ( Verí-Traïcions, enganys, enveges... ) o la poesía: Jocs de guerra, cosa d'infants. Ha ganado seis premios literarios, entre ellos el Columna Jove de 2010 (como coautora) y el XV Lector de l'Odissea por Lladres d'històries, en 2013.


El poeta de Vila-real

El profesor y escritor Manel Pitarch Font (Vila-real, 1966) firma el poemario que anoche se llevaba el Ibn Hazm de poesía. El autor no dejó pasar por alto que de su Vila-real natal era también Carlos Sarthou. Y que precisamente tal día como ayer, se cumplían exactamente 140 años del nacimiento del historiador afincado en Xàtiva. Autor de Primavera entre les runes o Trajectes del desencís, Premi Jacint Verdaguer de 2002, explicó ayer que «la poesía indaga en los sentimientos, en las emociones. Pero también en las ideas y en la razón. No hay sociedad que avance sin comprometerse con el humanismo», resumió ayer. El galardón está dotado también con 4.000 euros en metálico. El jurado de ensayo de los XXXIV Pemis Literaris Ciutat de Xàtiva lo formaban Mariano González, Josep Lluís Cebrián y Xavier Aliaga; el de poesía, Feliu Ventura, Pep Bataller y Alfred Aranda, y finalmente el de narrativa, Enric Salom, Josep Franco y Jesús Huguet.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook