20 de diciembre de 2017
20.12.2017

El ángel regresa al belén de Xàtiva

El alcalde del PSPV enmienda la decisión "unilateral e inadecuada" de la regidora de Compromís y ordena reponer la figura para sofocar la polémica - La medida no fue consultada con el primer edil

20.12.2017 | 02:56
El ángel regresa al belén de Xàtiva
Unos operarios colocan la figura del ángel en un platanero de la Albereda, ayer.

Después de cuatro días de destierro forzado en un almacén municipal, el ángel de la Anunciación vuelve desde ayer a coronar el belén monumental de Xàtiva, que se inauguró el sábado sin la tradicional figura, suprimida por decisión de la regidora responsable del montaje, de Compromís. La controversia suscitada desencadenó la intercesión del alcalde socialista de la ciudad. Roger Cerdà ordenó de buena mañana a la brigada municipal de Parques y Jardines que procediera a reponer el mensajero en su sitio con la voluntad de "rectificar" la medida adoptada por su socia de gobierno, que el primer edil tachó de «unilateral» (no consultada por la responsable del área) e "inadecuada".

La pieza hizo acto de aparición en la Albereda a las 11.40 horas a bordo de una camioneta municipal, amarrada con tres pares de cuerdas que garantizaban su seguridad durante el traslado. La ascensión del ángel Gabriel fue posible gracias a una plataforma elevadora alquilada por el consistorio, con la que los operarios colgaron el elemento de la rama de uno de los plataneros de la avenida, asegurándose primero de la resistencia de la estructura arbórea. La llamativa escena, digna de un metraje de Berlanga, se prolongó durante una hora ante la atenta mirada de diversas cámaras de televisión, así como de numerosos vecinos y grupos de visitantes. La tarea fue más complicada de lo esperado porque, a diferencia de otros años, el belén ya estaba montado. El ángel no pudo intalarse en su lugar habitual hasta 2016, frente al Portal del nacimiento, puesto que la zona resultaba inaccesible y se encontraba llena de cables, de modo que se desplazó a la altura de la entrada de la instalación, el único punto factible.

Pese a la polvareda levantada por la desaparición de la figura, cuestionada en estamentos religiosos y por la oposición como ayer se hizo eco Levante-EMV , el alcalde quiso restar trascendencia a la polémica y valoró el hecho como "una cuestión anecdótica". Cerdà cree que lo "realmente importante" es "poner en valor el magnífico trabajo de las jardineras y jardineros municipales, que atrae a miles de personas a la ciudad y contribuye a dinamizar el turismo, el comercio y la hostelería".

En cualquier caso, el episodio vuelve a tensionar las relaciones entre los socios del tripartito y evidencia la falta de comunicación en algunos aspectos relativos a la gestión de las diferentes áreas, a tiempo que agita el debate sobre las divergencias internas que despiertan los símbolos religiosos.

Costó 300.000 pesetas

Preguntada por su decisión de retirar el ángel, Gimeno argumentó el lunes que "no es una figura necesaria", que "hay muchas religiones hoy en día" y que el belén es "mucho más" que el componente católico del pesebre, considerado como "una excusa" para promocionar la ciudad turísticamente.

Para algunos, estos razonamientos no casan con el mantenimiento de otros elementos religiosos del pesebre, como la virgen o el niño Jesús. Ni con la potente inversión de decenas de miles de euros que despliega el ayuntamiento cada año para montar "el belén más grande de España", sobre una extensión de 1.600 m2.

La figura del ángel es obra del reconocido artista fallero José Martínez Mollà y fue adquirida por 300.000 pesetas en los inicios del belén, cuando, a principios de los 90, un grupo de vecinos vinculados a la Seu ayudó a sembrar el germen del actual montaje. El PP aplaudió ayer la macha atrás dada por el consistorio y dio las gracias al alcalde "por tomar la decisión más conveniente" porque "el nacimiento no tiene sentido sin el ángel".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook