01 de marzo de 2018
01.03.2018

Xàtiva detecta 33 fugas en la red nº4 tras descubrir que se pierden 800.000 litros al día

El ayuntamiento radiografía los escapes con la ayuda de un equipo de técnicos externos para hallar el origen de los problemas de suministro

01.03.2018 | 11:40
Los operarios, anoche reparando una de las fuga detectada en la Baixada del Carme.

Los trabajos encargados por el Ayuntamiento de Xàtiva para hallar el origen de los problemas de suministro que se suceden en la red nº4 de agua potable han comenzado a dar frutos. Un equipo externo de especialistas en Auscultación de Redes ha localizado un total de 33 fugas exclusivamente en este canal de distribución que recorre buena parte de la ciudad. El consistorio necesitaba conocer con exactitud la ubicación de los escapes para atajar el consumo anormal y desproporcionado que se encuentra detrás de la pérdida de caudal en la red. Según los cálculos municipales, podrían estar desperdiciándose 800.000 litros diarios de agua por encima del excedente habitual, o lo que es lo mismo, alrededor de 20 piscinas de tamaño medio (de 8 metros de largo por 4 de ancho). A este volumen habría que sumar las filtraciones ya habituales y extendidas por el conjunto del sistema.

«Tenemos una red muy deteriorada por las fugas y vamos a ir solucionando los problemas para conseguir volver a los consumos habituales», asegura el regidor de Aguas Potables de Xàtiva, Ignacio Reig, que pide paciencia a la población por los trastornos ocasionados. «Hacemos lo que podemos y más», observa.

Ayer mismo, los operarios excavaron una zanja en la acera de la Baixada del Carme y dejaron al descubierto una importante fuga en cuya reparación trabajaban, con la esperanza de que fuera la causa de los quebraderos de cabeza municipales. Gracias al estudio de los técnicos, que la semana pasada se recorrieron el término a lo largo de tres jornadas completas de trabajo, equipados con un equipo de aparatos electroacústicos, se conoce la existencia de otras fugas en los cruces entre la calle Abu Masaifa y Beata Inés (acometida), entre la calle 25 d'Abril y Música Nova (red), entre Nou d'Octubre y Pare Miquel (red), además de otros tres escapes en Ausiàs March (en los números 11, 13 y 21, dos de ellas en bocas de riego y antiincendios), en Corts Valencianes -a la altura del Centre Cultural de Xàtiva- (boca antiincendios), en José Lammerz nº4 (fuga interior), en l'Hort de l'Almúnia, nº20 (acometida) o en la calle 9 d'Octubre (red), cerca del instituto de educación secundaria.


Refuerzo del personal de aguas
Las reparaciones puntuales y cortes de agua se han sucedido en la última semana. Esta noche se programa otra operación de mantenimiento, desde las 23 horas a las 7 de mañana, que afectará a10 calles del casco antiguo, como Argenteria, la plaza de la Bassa, Hostals o Dr. Simarro. Reig enmarca estas actuaciones dentro de la normalidad en una ciudad como Xàtiva y subraya que la incidencia de las últimas interrupciones ha sido mínima. En cualquier caso, el edil recalca que, en breve, se incorporará un nuevo fontanero y una furgoneta para reforzar el servicio de aguas potables. Pocos municipios del tamaño de la capital de la Costera no disponen de la gestión externalizada. Y eso supone un gran esfuerzo adicional para el consistorio. «Un sistema público de agua potable cuesta dinero y hay que estar muy encima», mantiene Reig.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook