05 de marzo de 2018
05.03.2018

Xàtiva toma medidas contra el ruido con indicadores acústicos en la plaza del Mercat

Las mediciones en el área declarada como ZAS muestran que sigue por encima de los límites permitidos

05.03.2018 | 04:15

El exceso de ruido es uno de los grandes problemas de la sociedad actual. La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera el ruido como el segundo mayor problema medioambiental en Europa —por detrás de la contaminación del aire por partícula— y recomienda no superar el tope de 65 decibelios durante el día y 55 durante la noche. En Xàtiva las últimas mediciones realizadas en la zona de la plaza del Mercat y las calles adyacentes, área declarada como ZAS (Zona Acústicamente Saturada), muestran que se siguen superando en 20 decibelios los límites acústicos permitidos por ley. Ante ello, la Concejalía de Medi Ambient ha decidido plantar cara al exceso de ruido y aplicar una serie de medidas para atajarlo. La edil del área, Pilar Gimeno, ha dado a conocer la campaña Xàtiva Sense Soroll-Diversió Responsable, encaminada precisamente a combatir el exceso de ruido con el objetivo de reducirlo.

La campaña despliega tres acciones, la más impactante la instalación de unos indicadores acústicos en la misma plaza del Mercat para detectar cuando se sobrepasa el ruido marcado por la legislación. Estos indicadores están dotados de una simbología lumínica intuitiva que medirán y monitorizarán toda la información sobre los niveles de ruido, para que tanto los usuarios como la policía puedan saber de manera inmediata si se superan los niveles de ruido permitidos por ley.

Las otras acciones de la campaña Xàtiva Sense Soroll-Diversió Responsable consisten en folletos gráficos informativos. Así, se han diseñado unos dípticos informativos con los que la Concejalía de Medi Ambient de Xàtiva pretende «informar y concienciar a los usuarios de la importancia de una diversión responsable», señalaba ayer la concejala Pilar Gimeno. Estos dípticos incluyen un código QR para descargar una aplicación para medir los niveles acústicos desde el teléfono móvil. Además, también se han diseñado productos de merchandising de uso hostelero y que se han repartido entre los locales de la zona para recordar a los usuarios que están en una ZAS y que pueden divertirse de manera silenciosa, indicaba ayer Gimeno.

La concejalía también ha anunciado que el inspector de ocupación de la vía pública ha modificado su horario y controlará las terrazas para comprobar el correcto cumplimiento de las autorizaciones concedidas.

Pilar Gimeno apela a la «buena voluntad y el civismo de la gente para conseguir» la reducción de ruido para conjugar el descanso vecinal con las actividades hosteleras. El Ayuntamiento de Xàtiva pretende trasladar la campaña a otras zonas de la ciudad, también sensibles acústicamente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook