10 de abril de 2018
10.04.2018

Carreteras prioriza el enlace de la CV-611 con Xàtiva y aparca la variante de la Pobla del Duc

El PP censura el retraso de la segunda fase de los trabajos dos años y medio después de inaugurarse la primera - Diputación defiende la nueva planificación, que aplaza la variante a la próxima legislatura

10.04.2018 | 10:33
Los diputados Evarist Aznar y Guillermo Barber, junto a portavoces y concejales del PP de la Vall d´Albaida.

Dos años y medio después de inaugurarse la primera fase de las obras de adecuación integral de la CV-611, el PP ha cargado contra la Diputación de València por el retraso del resto de las intervenciones contempladas en la carretera que une las localidades de Benigànim y la Pobla del Duc. Portavoces y concejales populares visitaron el trazado junto a los diputados Evarist Aznar y Guillermo Barber para reclamar ayer el inicio de la siguiente fase de los trabajos.

El primer tramo acondicionado de 3,1 kilómetros entre Benigànim y la Pobla se abrió en noviembre de 2011, después de desplegarse una inversión de 7,6 millones de euros que duró 11 meses. La segunda fase del proyecto debía consistir en la construcción de una nueva variante en el lado oeste de la Pobla del Duc, diseñada para desviar el tráfico pesado y eliminar el peligro existente en la travesía urbana de la población. Pero esta infraestructura, que la corporación provincial entonces presidida por Alfonso Rus anunció para 2016 con un presupuesto de 3,6 millones de euros, ha sido reconducida por el actual Área de Carreteras, que ha decidido aparcarla hasta la próxima legislatura (más allá de 2019), para priorizar otras actuaciones en la misma carretera que se consideran más urgentes y menos complejas de llevar adelante.

Por lo pronto, la diputación formalizó el 28 de marzo el contrato de unas obras derivadas de la primera fase, que contemplan el acondicionamiento de un tramo en la entrada de Benigànim y la mejora del pavimento en el acceso a la estación de tren de la Pobla, con un coste de 326.000 euros. El siguiente paso en la nueva hoja de ruta de Carreteras será intervenir en otro tramo de 2,9 kilómetros que une la CV-611 desde su intersección con la carretera que enlaza a Xàtiva (CV-610) hasta la CV-612, en las proximidades de Benigànim. El trayecto, transitado por 2.700 vehículos diarios, presenta una sección transversal insuficiente, con una calzada sin arcenes, además de intersecciones peligrosas y poca visibilidad en los accesos. A preguntas de este diario, el diputado de Carreteras, Pablo Seguí, señala que el proyecto de esta nueva segunda fase se halla en fase de redacción y estima que las obras podrían licitarse en verano, con un presupuesto de alrededor de 1,5 millones de euros. «Hemos decidido priorizar esta actuación porque es la salida más natural desde la Pobla y Benigànim hasta Xàtiva», observa Seguí, que aplaza «a medio plazo» la ejecución de la variante de la Pobla que conectará con la CV-60 l'Olleria-Gandia, mucho más costosa. «Se trata de una gran obra que ha de planificarse con más tiempo: de momento estamos haciendo lo más urgente para mejorar la seguridad vial. Todo lo demás llegará a su tiempo», afirma el diputado.

El PP censuró ayer que se aplace la construcción del trazado que evitará el paso de camiones procedentes de los polígonos de la Foia y el Pinaret de Benigànim por el núcleo urbano de la Pobla y que «permitirá desarrollar el futuro polígono industrial del Tossal», según incidió Nicolás Vila, portavoz popular de Benigànim. Para el edil, la diputación «ha dejado abandonado a medias un proyecto necesario para vertebrar verdaderamente la comarca». «Los vecinos de Benigànim y Quatretonda necesitamos que se ejecute la segunda fase [la variante] para poder tener acceso directo a la CV-60 que intercomunica las comarcas centrales con Alicante, Valencia y la costa», profundizó el edil.

Por su parte, el portavoz del PP de Quatretonda, José Luis Oltra, acusó al presidente socialista de la Mancomunitat, Vicent Gomar, de «desidia» por «no revindicar la obra». «Parece mentira que, teniendo un presidente en la diputación de la comarca, tenga tan poco peso político y sea incapaz de reclamar que esta ase tan necesaria se ejecute», dijo Oltra. Los populares insisten en el «abandono» de la obra pospuesta pese a que, sostienen, «es mucho más sencilla de ejecutar que la primera fase y su coste económico está por debajo de la mitad». Entre 2014 y 2015, se construyeron dos glorietas en la intersección de la CV-611 que da acceso al núcleo urbano de Quatretonda y en la intersección con el camino de entrada a la estación de la Pobla del Duc, así como dos nuevos puentes.

"No ha dejado de invertirse en la carretera"
El diputado del Área de Carreteras de la diputación no entiende las críticas. Seguí subraya que «no ha dejado de invertirse en la CV-611» y en otras carreteras de la comarca, poniendo como ejemplo la reciente inyección para mejorar las entradas de Benigànim y la Pobla. Seguí hace hincapié en que se ha destinado una gran cantidad de dinero a la carretera, pero «todo a la vez no se puede hacer y hay que priorizar los recursos».

El alcalde de la Pobla, Vicent Gomar, reprocha por su parte al PP que critique el retraso para completar la CV-611 cuando «bajo su mandato en la diputación las mejoras en carretera se quedaron a medias». «Me extraña que reivindiquen una cosa que en su día no hicieron». Gomar reitera que las obras están pendientes de ejecutarse y se van a realizar. «Ojalá sea lo más pronto posible», remacha.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook