07 de mayo de 2018
07.05.2018

Albaida niega su responsabilidad en el conflicto de la basura y culpa a la Mancomunitat

El alcalde se muestra molesto por las acusaciones del ente comarcal, subraya que su ayuntamiento "cumple escrupulosamente" con el pago del servicio y achaca la suspensión de la recogida a la "evidente carencia de previsión por parte de los actuales gestores de la Mancomunitat"

07.05.2018 | 13:47
Albaida niega su responsabilidad en el conflicto de la basura y culpa a la Mancomunitat

El alcalde de Albaida, Josep Albert, ha manifestado esta mañana su absoluto rechazo a las justificaciones que desde la Mancomunitat de la Vall d'Albaida se han ofrecido respecto a la crisis que se ha generado esta madrugada con la empresa que gestiona el servicio mancomunado de recogida de residuos urbanos y transporte a la planta de transferencia.

El comunicado de la Mancomunitat centra la problemática en la deuda histórica que arrastra el Ayuntamiento de Albaida con la entidad comarcal. Para Albert, "resulta absolutamente sorprendente que esta sea la problemática actual: la gente tiene que saber que el Ayuntamiento de Albaida tenía deudas pendientes con la Mancomunidad desde el año 2005, y por eso llegamos a un acuerdo pactado de financiar la deuda en 2014, que suponía el pago anual de una cantidad de 60.000 €, que no hemos dejado nunca de pagar". En 2016, dada la mejora económica de Albaida, el alcalde subraya que se revisó el acuerdo a petición de la Mancomunitat "y acordamos duplicar la cantidad a pagar anualmente". Desde el 1 de enero, así, este ayuntamiento paga 120.000 € anuales, en mensualidades iguales, que además incorporan unos intereses del 3%, para que la Mancomunitat pudiera financiar en caso de necesaidad sus deudas con *RECISA, sabiendo que el tipo de mercado está por bajo del 1,5%, "lo cual suponía un margen significativo de maniobra".

Desde el 1 de enero de 2017, Albaida paga puntualmente estos 12.000 €, así como las facturas ordinarias del servicio de recogida de la basura, a menos de 30 días de su entrada por registro. "Nos comprometiéramos con la Mancomunidad a pagar puntualmente los servicios que desde el 1 de enero de 2017 se prestaron, cosa que estamos haciendo escrupulosamente, incluso antes otros proveedores, precisamente por la sensibilidad que tenemos en la problemática", subraya Albert. "Aquel acuerdo se tomó por unanimidad, tanto en el Ayuntamiento de Albaida como la Mancomunitat , por el que ahora no podemos entender que está pasando, cuando estamos cumpliendo con aquello acordado, mientras que nos consta que otros no lo estén haciendo", explica el alcalde de Albaida.

Albert sólo puede entender la justificación emitida, "por una carencia de previsión evidente por parte de los actuales gestores de la Mancomunitat, porque si todavía no hace 2 años, el acuerdo económico al que llegamos, a propuesta de la misma entidad comarcal era suficiente, ahora no tiene ningún sentido esta salida de tono. Además, el Ayuntamiento de Albaida podría estudiar una revisión del acuerdo si se hubiera planteado como una necesidad fundamental, dentro de nuestras posibilidades y siempre que también otras ayuntamientos deudores abordaron soluciones, lo cual nunca se nos ha indicado, y ahora nos resulta ciertamente indignando encontrarnos estas justificaciones por la prensa".

"Desde Albaida pensamos que el problema se encuentra en la necesidad de resolver los sobrecostes generados en el servicio, para lo cual se tendría que buscar una salida con el apoyo de todos los ayuntamientos miembros, de forma unánime ante las administraciones o entidades privadas que haga falta". "Pensamos sinceramente que este argumento fomenta el enfrentamiento y la división, y en realidad nos debilita como conjunto, y supone un flaco favor a la capacidad de negociación colectiva", argumenta el alcalde. Y concluye: "es evidente que no se trata de un problema de impago de Albaida, cuando la misma empresa presta el servicio de limpieza de vías públicas a nuestro municipio y esta mañana continuaba prestando el servicio en Albaida sin ninguna interrupción".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook