12 de mayo de 2018
12.05.2018

Otra inversión de 247.000 euros completará la descongestión de la entrada de Xàtiva en 2019

La conselleria concluye la rotonda del cementerio y la mejora de la seguridad en la CV-58 tras medio año de obras El consistorio aprovecha la visita del director general para entregarle el proyecto de la futura glorieta de la CV-645 con vistas a crear el tercer anillo

12.05.2018 | 00:27
Francesc Signes, Roger Cerdà, Carlos Domingo y Miquel Lorente, ayer, en la nueva rotonda.

Después de seis largos meses de obras (cuatro más de lo previsto) por los parones e imprevistos, la conselleria ha dado por concluida la inversión desplegada en la principal arteria de entrada a Xàtiva, la CV-58, con el objetivo de mejorar la seguridad vial, reducir el intenso tráfico de 16.000 vehículos diarios y facilitar la conexión de los polígonos, en una carretera cedida por el Estado hace dos años con unas «condiciones poco apropiadas». La visita del director general de Obras Públicas, Carlos Domingo, y del subsecretario Francesc Signes, sirvió ayer para inaugurar la nueva rotonda satélite construida a la altura del cementerio de la ciudad (con un coste de 269.000 euros), así como los demandados pasos elevados de peatones acondicionados en el entorno de la rotonda del McDonald's.

Para que la descongestión de coches en el acceso a Xàtiva se haga verdaderamente visible, sin embargo, todavía restan por ejecutar dos intervenciones planificadas de forma inminente, que se traducirán en la creación de un tercer anillo de ronda. En primer lugar, se acometerá otra rotonda frente al campo de fútbol Paquito Coloma y la antigua Salones Palasiet, en la CV-645. El proyecto municipal de esta inversión, valorada en 247.404 euros, fue entregado ayer por el alcalde de Xàtiva, Roger Cerdà, a los altos cargos de la conselleria, aprovechando la visita. A continuación, se acondicionará un vial de nueva construcción por detrás de la Ciutat de l'Esport para absorber parte del tráfico de salida hacia Novelé.

Todas estas actuaciones están siendo el fruto de la estrecha colaboración entre las administraciones local y autonómica. Así, el consistorio planea iniciar en breve los trabajos de adecuación del espacio de la futura glorieta en la intersección de la CV-645 con el Camino Santa Ana, con un coste 58.000 euros, a la espera de que la conselleria estudie la obra y «trate de encajarla en las previsiones presupuestarias», según indicó ayer Carlos Domingo, que no fijó plazos concretos. Desde la corporación municipal, en cualquier caso, incidieron mucho en la importancia de esta rotonda en la consecución del objetivo de liberar el tránsito, con tal de tratar de acelerar la intervención y que esté lista antes de acabar la legislatura. Las previsiones municipales son optimistas y apuntan a mayo de 2019 como posible fecha de finalización.

La comitiva de ayer también recorrió los pasos elevados de la rotonda de Mcdonald's y la nueva urbanización de la jardinera de la zona comprendida entre Sala Alameda y Don Dino.

Domingo cifró en 1,7 millones de euros la inversión total inyectada por la Conselleria de Obras Públicas en el acceso a Xàtiva desde 2017. Las obras en la CV-58 han consistido en el refuerzo del firmes y la renovación de pavimentos (con la incorporación de betún-caucho procedente de neumáticos fuera de uso en la mezcla, lo que suponen una sustancial mejora ambiental), así como en la ordenación, racionalización y calmado de tráfico para garantizar la seguridad vial y la correcta funcionalidad. Un ejemplo es la mediana pintada hasta el enlace con la A7 para evitar adelantamientos y colisiones en un tramo de elevada siniestralidad. El director general subrayó que, en conjunto, se trata de una de las intervenciones «más potentes» de su departamento autonómico en esta legislatura. Domingo agradeció la cooperación del Ayuntamiento de Xàtiva a la hora de redactar proyectos y sufragar parte de los trabajos. Por su parte, el alcalde hizo hincapié en que la nueva rotonda del cementerio es «importantísima» para resolver el colapso histórico que soporta la carretera. «Estamos satisfechos porque poco a poco vamos mejorando los accesos y la calidad de vida de los vecinos», dijo Cerdà.


Un polígono en clave comercial

En la misma línea, el regidor Miquel Lorente puso en valor «una inversión útil» que «se ha guiado por la cooperación institucional en un contexto de restricción de recursos económicos». Con la nueva rotonda, precisó, «toda la gente que va a la zona de poniente tiene la posibilidad de desviarse a altura cementerio». Una vez esté lista la otra glorieta del Paquito Coloma, añadió, «habrá opción de desviarse por la zona de levante de la ciudad». «Cuando se hizo el polígono se pensó en clave industrial, pero los hechos han demostrado que éste es un ámbito básicamente comercial, lo que implica un tránsito de personas elevado». Además de la mejora de la seguridad y de la descongestión del tráfico, el edil de Movilidad incidió que las obras también facilitan «la dinamización económica», puesto que «dan mucha mas fluidez a los polígonos». Así, se refirió a los últimos movimientos que van a revitalizar varias naves abandonadas, como ocurrirá con el traslado de Family Cash a una antigua superficie comercial cercana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook