03 de julio de 2018
03.07.2018

La vigilancia del Pou Clar abarcará el paraje, Galindo y los dos aparcamientos

Ontinyent licita el servicio por 30.600 euros anuales y con una vigencia de dos años, prorrogables

02.07.2018 | 23:07
La vigilancia del Pou Clar abarcará el paraje, Galindo y los dos aparcamientos

El servicio de vigilancia y protección del paraje natural del Pou Clar de Ontinyent se ampliará más allá de la zona de baño y durante los meses de verano la vigilancia abarcará el paraje del Pou Clar, el Pou dels Cavalls, la zona de Galindo y los dos aparcamientos habilitados junto a la carretera CV-81, que enlaza la capital de la Vall d'Albaida con Bocairent. El Ayuntamiento de Ontinyent ha licitado el servicio para los meses estivales, de junio a septiembre, con un presupuesto de 30.600 euros anuales. El contrato tendrá una vigencia de dos años, con posibilidad de prorrogarlos dos más.

La licitación del servicio de vigilancia y protección del Pou Clar llega después de que días atrás, en el pasado mes de junio entrara en vigor la normativa de la ordenanza del paraje natural emblema de la ciudad. La vigilancia „que se ha extremado en el paraje tras fallecer ahogado un menor de 14 de años en 2013„ se realizará de junio a septiembre y habrá una persona vigilando de 10:30 a 18:30 horas todos los fines de semana (sábado y domingo) de junio a septiembre, así como también los cinco últimos días laborables de junio y los cinco primeros de septiembre, según se expone en el pliego de condiciones técnicas. Además, en julio habrá los fines de semana tres personas vigilando: uno de 10 a 18 horas, y los otros dos de 11 a 19 horas. Entre semana, serán dos los vigilantes, uno de 10 a 18 y otro de 11 a 19 horas. En agosto la vigilancia se incrementará a tres personas todos los días: la que estará de 10 a 18 horas y otros dos de 11 a 19 horas. Las horas del servicio de vigilancia y protección oscilarán, así, entre 1.512 y 1544 horas al año, según los fines de semana que haya.

Los vigilantes privados realizarán, además de las funciones de vigilancia general, tareas de control de todo el ámbito de actuación, protegiendo a las personas y bienes que se hallan en el paraje. Colaborarán en el auxilio o ayuda a las personas que lo necesiten y evitarán que se cometan actos vandálicos, delictivos o infracciones. La empresa adjudicataria de la vigilancia también desarrollará una labor preventiva, anticipándose a posibles episodios y situaciones conflictivas. El personal, que tendrá que conocer las normas de la ordenanza municipal del paraje del Pou Clar, velará por el cumplimiento de esta normativa. Además, también intervendrá ante situaciones de emergencia o evacuación, colaborará con la Policía Local y el resto de fuerzas del orden público en aquellas actuaciones que se realicen en el ámbito del paraje. Cualquier incidente, daño al paraje o al mobiliario del mismo, o cualquier accidente, tendrán que ponerlo en conocimiento de los servicios técnicos del ayuntamiento. Los vigilantes también informarán de otros incidentes relacionados con otros servicios desarrollados en el paraje durante las horas de vigilancia, como la limpieza, la recogida de basura o los aseos portátiles. La empresa de vigilancia designará un jefe de seguridad, que será quien organice el servicio y será el interlocutor con los servicios técnicos del consistorio.

Las empresas interesadas en asumir la vigilancia y protección de Pou Clar pueden presentar sus propuestas hasta el próximo 16 de julio, en el ayuntamiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook