05 de julio de 2018
05.07.2018

Ontinyent sustituye el alumbrado de las calles Martínez Valls y José Iranzo para unificar la imagen y reducir el consumo

El consistorio saca a licitación por 112.161 euros el cambio de 44 puntos de luz que mejorará el rendimiento sin perder calidad lumínica

05.07.2018 | 19:54
Una de las luminarias de Martínez Valls que será sustituida con la actuación

El Ayuntamiento de Ontinyent va a proceder a la sustitución de un total de 44 bombillas de vapor de sodio existentes a las calles Martínez Valls y José Iranzo por otras tantas LEDs de bajo consumo. La intervención, que sale esta semana a licitación por un presupuesto base de 112.161 euros, va emparejada a la instalación de nuevas columnas decorativas de luz, unificando así la imagen de las calles y mejorando la eficiencia energética, al reducir un 68´2% el consumo sin perder calidad lumínica.

El concejal de Territori, Sostenibilitat i Serveis Municipals, Jaime Peris, recordaba que la medida "atiende una demanda del vecindario de la zona, que venía pidiendo que se unificara la imagen del alumbrado público, que tenía hasta tres tipos de columnas de luz. La imagen final del conjunto será más acorde con la de una zona comercial, al tiempo que continuamos con las sustitución que venimos haciendo de bombillas de vapor de sodio por otros LED, que hacen más luz y tienen mejor rendimiento", señalaba.

La actuación, que se realizará durante un periodo estimado de 3 meses a partir del inicio de la obra, se llevará a cabo en 4 tramos: en la calle Martínez Valls, en los tramos desde el cruce con la avenida Daniel Gil hasta el cruce con la avenida Albaida, y desde el cruce con la avenida Albaida hasta la plaza Ausiàs March; y en la calle José Iranzo en los tramos desde el cruce la calle Pius XII hasta la avenida Albaida, y desde el cruce con la avenida Albaida hasta el número 52 de la calle José Iranzo.
 
Jaime Peris explicaba que a pesar de invertirse los alrededor de 112.000 euros (IVA incluido) previstos en la actuación, esta "va a ser rentable con el paso del tiempo, puesto que las nuevas luminarias ofrecerán más rendimiento con menor consumo". En concreto, los nuevos puntos de luz supondrán una reducción de potencia del 68´2% al de las actuales luminarias (de 11´15 kw totales a 3´54 kw), al cambiar bombillas de 100, 150 y 250 vatios, por otros tipos LED de 71 y 75 vatios. Peris explicaba que "pese a la reducción de potencia, no se perderá calidad lumínica, sino que incluso las características de las nuevas bombillas de luz blanca cálida mejorará la reproducción cromática: la percepción peatonal será de que se ven mejor los colores y hay más luz", explicaba.
 
Los trabajos consistirán en la retirada de todas las columnas y luminarias existentes, y para los caso de los puntos en los que se situará un nuevo punto de luz se llevará a cabo la demolición de la cementación y desconexión de la misma. En los puntos en los cuales no se sitúe un nuevo punto de luz se llevará a cabo la reposición del pavimento a su espacio inicial. Así mismo, se construirán nuevas arquetas de registro, se limpiarán las ya existentes, se harán tareas de excavación, instalación de pernos y cementación de los mismos, y finalmente la instalación de las nuevas columnas decorativas, brazos y luminarias. Las bombillas de vapor de sodio todavía funcionales y las columnas retiradas serán reutilizadas en otros puntos de la red pública de alumbrado, con el objetivo de obtener el máximo ahorro y grado de eficiencia posible.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine