11 de julio de 2018
11.07.2018

Justícia retoma la construcción de una nueva sede judicial y escoge la fábrica Bernabeu

La conselleria, que rechazó esta opción y propuso rehabilitar la actual sede, anuncia ahora un Palau de nueva planta

10.07.2018 | 23:40

La Conselleria de Justícia ha recuperado la propuesta de construir un nuevo Palau de Justícia en Ontinyent, una opción rechazada por la administración autonómica por las estrecheces económicas del Consell, y ayer el consistorio ontinyentí anunciaba que la ciudad tendrá una nueva sede judicial y que el departamento de la consellera Gabriela Bravo ha elegido como emplazamiento la antigua fábrica de Bernabeu, un edificio situado también en el barrio del Llombo „donde están los actuales juzgados„ y a unos 450 metros de los mismos.

El acuerdo entre conselleria y ayuntamiento para ubicar en la fábrica Bernabeu el nuevo Palau de Justícia se gestó en la reunión que mantuvieron el pasado mes de mayo el alcalde, Jorge Rodríguez, y la consellera Bravo, una reunión en la que también se acordó trasladar, de manera temporal, el juzgado número 3, que se ocupa de los casos de violencia de género, a unos bajos situados en los número 4 y 6 de la avenida Comte Torrefiel. Los técnicos de conselleria visitaron las instalaciones de la fábrica y ahora han emitido los informes favorables aceptándolas para albergar el nuevo Palau de Justícia.

Con estos informes, el ayuntamiento iniciará los trámites para adquirir la parcela y será también el mismo consistorio el que ejecutará las obras sobre el edificio, siguiendo el modelo del Pla Edificant de la Conselleria d'Educació para los centros educativos. Por su parte, Justícia financiará la obra, transfiriendo los fondos, siguiendo la misma fórmula anunciada para la reforma del Palau d'Alarcó de los juzgados de Xàtiva.


Mayor superficie

La antigua fábrica de Eduardo Bernabeu SA es un inmueble situado en el número 15 de la Avinguda del Llombo, una parcela de 2.295 metros cuadrados, 176 m2 más que la suma de las cuatro sedes judiciales actuales de Ontinyent: el edificio del número 2 de Comte Torrefiel (755 m2); el edificio del número 2 de Ferran Alcina (699 m2); la planta baja del número 3 de Comte Torrefiel (455 m2) y la planta baja de los números 4 y 6 de Comte Torrefiel, donde se ubicará el juzgado número 3 y cuya adecuación de los locales se encuentra en fase de obras de rehabilitación, según indicó ayer el ayuntamiento. La apertura de este juzgado de violencia de género en estos nuevos locales estaba prevista para el pasado mes de junio.

Con el anuncio de la construcción de un nuevo Palau de Justícia para Ontinyent, la conselleria retoma una demanda histórica de la ciudad que fue desestimada por el departamento de Gabriela Bravo por los problemas económicos que arrastra la Generalitat Valenciana. Justícia renunció a construir una sede judicial de nueva planta „el consistorio le ofreció varios emplazamientos„ y se decantó por la rehabilitación y ampliación de los actuales juzgados, una reforma de la que Bravo afirmaba en 2016 que era un «objetivo prioritario». En enero de 2017 anunciaba la reforma del actual Palau de Justícia y técnicos de la administración autonómica visitaban en junio del año pasado las dependencias para licitar la redacción del proyecto y la dirección de obra. Una obra que contemplaba la remodelación del juzgado número 1, mientras que el edificio de los juzgados 2 y 3 „con entrada por la calle Ferran Alcina„ se ampliarían ocupando parte del jardín que llega hasta la avenida Comte Torrefiel. Afirmaban que en el actual edificio central «hay espacio suficiente, la edificabilidad en el inmueble no está agotada».

En mayo de este 2018, durante una visita a los juzgados de Xàtiva, Gabriela Bravo reiteraba la rehabilitación y ampliación de los juzgados de Ontinyent, siguiendo el modelo del Pla Edificant, con el que ayer se anunció que se ejecutarán las obras. Ahora, esta rehabilitación ha sido desestimada y conselleria vuelve a barajar construir un Palau de Justícia nuevo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook