Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los bibliotecarios impugnan dos convocatorias de funcionario en Xàtiva

El Colegio se opone a los requisitos para acceder a las bolsas, pero el consistorio no paralizará el proceso

Los bibliotecarios impugnan dos convocatorias de funcionario en Xàtiva

Los bibliotecarios impugnan dos convocatorias de funcionario en Xàtiva

Un nuevo escollo en la senda iniciada por el Ayuntamiento de Xàtiva para regularizar 57 puestos ocupados por personal interino. El Colegio de Bibliotecarios y Documentalistas de la Comunitat Valenciana ha interpuesto sendos recursos de reposición contra la convocatoria de dos plazas de funcionario: una de auxiliar y otra de técnico superior de Biblioteca. Ambas bolsas de empleo figuran entre las primeras que ha sacado a concurso-oposición el consistorio en el marco del ambicioso proceso de funcionarización de la plantilla activado este verano. El colectivo profesional ha pedido la suspensión de los procedimientos que atañen a la biblioteca: en su seno ven excesivamente laxos los requisitos para concurrir y sostienen que debería exigirse más formación específica en la materia.

La regidora de Personal de Xàtiva, Empar Penadés, subraya que los recursos no van a paralizar ninguna convocatoria. «Vamos a considerarlos y a dar una respuesta, pero no se va a suspender nada». A falta de que los servicios jurídicos municipales examinen las alegaciones, la edil recuerda que las bases de los procedimientos (tanto las generales como las específicas) se aprobaron por unanimidad tras una larga negociación con todos los sindicatos de personal.

El Colegio de Bibliotecarios dirige el primer recurso contra el proceso para proveer una plaza de auxiliar de biblioteca del subgrupo C2 porque, en materia académica, el único requisito para acceder a la bolsa es estar en posesión del título de graduado en Educación Secundaria Obligatoria y del grado elemental de valenciano. «No se exige el Bachillerato, ni FP ni ningún curso de formación específica en biblioteconomía», indican fuentes del colectivo. «Está bien que pidan la titulación básica, pero no se puede poner personal sin tener un mínimo de especialización ni de idea de cómo funciona una biblioteca», agregan.

El Colegio también pone el foco en el procedimiento para cubrir por concurso la plaza de bibliotecario de la escala A1 . En este caso, las bases exigen títulos de Licenciatura en Documentación; Licenciatura en Geografía e Historia; Graduado en Información y Documentación; Graduado en Geografía o Graduado en Historia. El colectivo echa en falta la inclusión de la extinta Diplomatura de Biblioteconomía y Documentación, que permitiría acceder a una plaza A1 con un máster. Las mismas fuentes no comparten que se iguale una carrera específica que prepara para la profesión y otra que no. El Colegio no se opone a que puedan acceder a las pruebas los licenciados en Historia, pero opina que en estos casos deberían exigirse cursos o másters adicionales. En la entidad lamentan que son «muy comunes» los procesos públicos que impugnan porque, a su juicio, no se reconoce la preparación de los bibliotecarios y su importante función.

«La intención es dilatar el proceso»

La regidora de Personal resta trascendencia a los recursos, que a su juicio eran «esperables» y una «cosa normal» en convocatorias de personal que en Xàtiva «llevaban mucho tiempo sin hacerse». Penadés ve detrás una posible intención de «dilatar el proceso y ganar tiempo» y recalca que el consistorio ha cumplido el compromiso de impartir formación a los interinos para prepararse. Las pruebas puntúan el grado de estudios y los cursos relacionados con el área bibliotecaria que tienen los aspirantes, así como su experiencia profesional previa.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats