13 de octubre de 2018
13.10.2018

Un capitán con 33 años de servicio toma las riendas de la Compañía de Xàtiva

Rafael Plaza releva a Antonio Carrillo en la jefatura de la Guardia Civil de la Costera, la Canal y la Vall

12.10.2018 | 23:18
Un capitán con 33 años de servicio toma las riendas de la Compañía de Xàtiva
El nuevo capitán-jefe de la Compañía de Xàtiva, a la derecha, durante el acto de ayer.

El capitán-jefe Pedro Rafael Plaza Olivares es, desde esta semana, el mando de máximo rango al frente de la Compañía de la Guardia Civil de Xàtiva, una estructura territorial cuya jurisdicción engloba a los 61 municipios de la Costera, la Canal y la Vall d'Albaida. Plaza aprovechó el acto protocolario que se celebra cada año en honor a la patrona de la Guardia Civil, la Virgen del Pilar, para presentarse de manera oficial.

Ilusionado con su nueva responsabilidad, el capitán-jefe subrayó que su intención es la de dar «continuidad» al trabajo ejercido en los últimos años por su predecesor en el cargo, Antonio Carrillo, a quien felicitó por su labor. Éste ha sido destinado a València, donde ayer recibió una condecoración. No se esperan grandes cambios en la dirección de la Compañía. Ascendido hace escasos meses (en julio) al grado de capitán, Plaza ha cumplido 33 años de servicio en activo dentro de la Guardia Civil, 23 de los cuales ha desempeñado funciones en el seno del área de Seguridad Ciudadana.

El primer destino del nuevo alto mando de la Compañía fue el puesto de Almansa. Más tarde pasó por el municipio de Valdeganga, en Albacete y, a medida que fue ganando galones, se adscribió a las Compañías de Albacete, Torrijos y Motilla del Palancar, donde fue condecorado en 2011 por el Ministerio del Interior con el ingreso en la Real Orden de San Hermenegildo, en el grado de teniente.

Durante su discurso, Plaza, de 55 años, repasó los orígenes de la celebración de la patrona de la Guardia Civil para, a continuación, dar algunas pinceladas sobre su trayectoria y terminar felicitando a los siete agentes de la Compañía que fueron condecorados ayer, haciendo una mención especial a la labor desplegada por las diferentes especialidades de la Guardia Civil, desde la Intervención de Armas, hasta la Policía Judicial, pasando por Tráfico y Seguridad Ciudadana. A diferencia de lo que es costumbre durante el acto de la patrona, no hubo balance de la evolución de la criminalidad en la Compañía, una cuestión comprensible teniendo en cuenta que Plaza lleva instalado apenas unos días en el cuartel de Xàtiva, localidad en la que acaba de empadronarse junto a su mujer.


Amplia representación

Además de la misa oficiada por el abad de la Colegiata, José Canet, en los actos de ayer se procedió al izado de la bandera española y las Falleras Mayores protagonizaron una ofrenda floral. Al finalizar la ceremonia protocolaria de imposición de insignias, que contó con más asistencia de lo habitual, un castillo de fuegos artificiales en el patio del acuartelamiento dio paso al vino de honor. Al evento asistieron alcaldes y concejales de Xàtiva, Llocnou d'En Fenollet, Genovés, Novetlè, Barxeta y la Llosa de Ranes, así como el presidente de la Junta Local Fallera, Jesús González, el presidente de la Falla Selgas Tovar, las Falleras Mayores, la magistrada Susana Serra, el inspector jefe de la Policía Nacional de Xàtiva, Miguel Ángel Gallud, y representantes empresariales y comerciales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook