20 de noviembre de 2018
20.11.2018

Enguera lleva a Luxemburgo la devolución de los fondos Ecoglauca que la UE exige a 7 municipios

El consistorio enguerino, como socio coordinador, se enfrenta a una reclamación de 114.000 euros por las discrepancias en el proyecto

19.11.2018 | 23:29
Enguera lleva a Luxemburgo la devolución de los fondos Ecoglauca que la UE exige a 7 municipios

El Ayuntamiento de Enguera ha puesto en manos del Tribunal de Justicia de la Unión Europea con sede en Luxembugo la cancelación abrupta y anticipada del proyecto Life Ecoglauca Ergon, una decisión adoptada en abril por la Comisión Europea que obliga a los siete ayuntamientos implicados (Enguera, Bolbaite, Navarrés, Fontanars, Villanueva de Castellón, el Genovés y la Llosa de Ranes) a devolver más de 100.000 euros en ayudas obtenidas a raíz de las discrepancias en torno a la ejecución de los planes marcados.

El programa europeo, coordinado por Enguera, nació en 2014 con un presupuesto de 1,4 millones de euros. El objetivo: investigar sobre el aprovechamiento de la biomasa de cultivos energéticos como la pawlonia o la robinia en parcelas de cultivo abandonadas, con el propósito de contribuir al desarrollo rural y de combatir la erosión de los sueldos baldíos.

El proyecto lleva meses en vía muerta, la web no funciona y las plantaciones no se han completado. Acció Ecologista Agró desveló ayer que Bruselas reclama a los socios la devolución de la aportación inicial y ha pedido a los grupos parlamentarios de las Corts que «investiguen a fondo» lo sucedido. La organización eleva a más de 200.000 euros los fondos reclamados y atribuye el fracaso del plan a la «mala calidad» de los informes presentados, así como a una «larga lista de deficiencias y problemas» que no fueron corregidos, algo que el Ayuntamiento de Enguera niega tajantemente.

Según la asociación ecologista, la mayor parte del dinero del proyecto ha ido a parar a empresas de asesoramiento técnico como In4wood, vinculadas a la Plataforma Forestal Valencinaa y la Asociación de Municipios Forestales Valencianos. Agró también señala los «escasos beneficios» que ha aportado el proyecto y la «desacreditación» que supone su final.

La respuesta del alcalde de Enguera y presidente de Amufor no se hizo esperar. Óscar Martínez remitió ayer un escrito a los grupos parlamentarios en el que asegura que el comunicado de Agró está «lleno de falsedades, inexactitudes e información sesgada» con el ánimo de «desprestigiar la acción llevada a cabo por las instituciones y los profesionales» del proyecto. Martínez anunció que el consistorio de Enguera estudia «acciones adminsitrativas y jurídicas» ante la «gravedad» de las informaciones vertidas y califica de «totalmente falso» que la cancelación anticipada del proyecto se deba a la falta de calidad técnica de los estudios realizados, una acusación que tacha de «gratuita y sin pruebas». El alcalde sostiene que las discrepancias se focalizan en la selección de las parcelas de los cultivos, que en 2015 habían sido visitados por funcionarios de la Comisión Europea y un equipo externo de seguimiento. Según Martínez, éstos dieron luz verde a los emplazamientos, por lo que el programa «siguió su curso durante más de un año» hasta que hubo un «cambio de criterio» que el munícipe no considera justificado y por el que Enguera, como coordinador del proyecto, reclamó una compensación económica. La respuesta de Bruselas, sin embargo, fue una notificación emitida en marzo de este año que exigía el reembolso de113.408 euros, a repartir entre los municipios socios. El consistorio mostró su disconformidad y pidió tener acceso al expediente completo y a los informes científico-técnicos en los que se basaba la Comisión para presentar alegaciones, pero la documentación no ha sido entregada y se mantiene opaca. A expensas de resolverse el proceso judicial, el ayuntamiento ha presentado una auditoría externa según la cual el 100% de los costes estarían «correctamente imputados».


«Resultados positivos»

El alcalde insiste en que «investigadores de reconocido prestigio de cuatro universidades europeas avalan técnicamente las acciones desplegadas», a tiempo que defiende los «resultados positivos» obtenidos, a pesar de que la «abrupta clausura del proyecto ha impedido su difusión efectiva a los agricultores y la ciudadanía en general». Martínez desvincula a Amufor y a la Plataforma Forestal del fiasco y asegura que el consorcio tuvo apoyo de 8 empresas en las diferentes fases del proyecto.

En otro comunicado, Compromís de la Llosa pidió ayer al alcalde que explique a los vecinos «cómo y porqué acabarán apgando por un trabajo mal concebido y sobre el recaen muchas sospechas».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook