05 de enero de 2019
05.01.2019

DOS EJEMPLOS DE REDUcción de la DEUDA PÚBLICA MUNICIPAL

04.01.2019 | 23:42

mientras el gobierno de Ontinyent hace gala de bajar aún más la deuda en 2019 y acumular una reducción del 61% desde 2011 „lo que equivale a pasar de una deuda de 20'5 millones a la de 9 millones actual; casi un millón y medio al año de disminución„ este año, según el gobierno de Jorge Rodríguez, la ciudad, en lo que toca a inversiones, superará su record histórico. Es una probada fidelidad a su línea filosófica de menys deute, menys interessos i més inversió. A ello, decíamos, se ha previsto que para el final de 2019 se le sume una reducción de1,06 millones de euros a la actual. Sin duda un balance de dígitos impecable en este año marcadamente electoral. Sobre todo si tenemos en cuenta que, en 2010, el ayuntamiento ontinyentí llegó a pagar 869.713 euros en intereses, frente a los 154.116 euros previstos para 2019. Una diferencia que dicen restar a los bancos para beneficiar a las personas.

Otra relación, a priori irrefutable, atañe al incremento de un 55%, en el número de licencias de obras mayores, tramitada en los dos últimos años. Aunque quién deja un porcentaje a imitar es el Ayuntamiento de Bocairent al reducir un 56,8% la deuda municipal durante 2018. Poniendo, como se decía antes, un broche de oro a la batuta del socialista Josep V. Ferre después de dos mandatos como alcalde. Bajando la deuda del consistorio a 305.048 euros, equivalentes a un 8% del presupuesto municipal, lo del edil socialista es una heroicidad. Con lo que Ferre se suma a Rodríguez en desmentir sustancialmente las críticas que a menudo les imputan, falazmente, los partidos de derechas, queines aseguran con insistencia que los socialistas incrementar la deuda pública allá donde gobiernan. Pes resulta que no.


Con el dinero público no se juega de farol. Ha sido dimitir la concejal de Tráfico de Ontinyent, como quién dice, y el PP, esta vez con acierto, ha hecho emerger un gasto de las arcas municipales que ha devenido en un derroche injustificable, al ser mal gestionado por parte del gobierno municipal actual. Se trata, según han revelado últimamente los populares, de que las motos destinadas a la vigilancia en Ontinyent no se utilizan. Un flaco favor que el gobierno socialista le ha hecho al bolsillo público. Ya que la sensación pública que han transmitido es que no les importaba el dinero que se invirtió, en su día, para el bien común. Al tiempo que se le quitaba una buena herramienta al cuerpo de la Policía Local, que parece andar un tanto desnortada a la hora de cumplir con sus funciones. y todo ello, con los robos en el diseminado que crecen y crecen cada vez más


Hacienda aflora las construcciones ilegales. Según el informe que publicaba días atrás Levante-EMV, Hacienda ha regularizado numerosas construcciones sin declarar. El ayuntamiento que más se beneficiará, con diferencia, es el de Ontinyent, cuyas arcas públicas, a partir de ahora, ingresaran el impuesto del IBI correspondiente a 2011 construcciones que no estaban declaradas. Las inspecciones del catastro en construcciones concretas como las piscinas, también sitúan a Ontinyent a la cabeza comarcal, con 257, seguido de lejos por Bocairent con 51 y Agullent con 42.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook