12 de enero de 2019
12.01.2019

Dos robos más en el casco urbano aumentan el temor de los vecinos de Ontinyent

Uno fue por la mañana y en un piso en Almaig, donde forzaron la cerradura

11.01.2019 | 23:11
Dos robos más en el casco urbano aumentan el temor de los vecinos de Ontinyent

Si hace cinco días se producía un robo en una caseta del Camí dels Presos de Ontinyent, en el diseminado, tal como avanzó el jueves Levante-EMV tras la denuncia del PP, ese mismo jueves tenían lugar dos nuevos robos, esta vez en el casco urbano y por la mañana, que han vuelto a desatar el pánico entre los vecinos de la ciudad, que desde hace meses denuncian el aumento de robos y asaltos a viviendas. El PP se hacía eco ayer de esos dos nuevos asaltos, ocurridos en el núcleo urbano y a plena luz del día, y reclamaba medidas al gobierno de Jorge Rodríguez.

Anteayer por la mañana los propietarios de un piso en la avenida Almaig sufrían un robo en su propiedad, un asalto que dejaba la vivienda toda desordenada, con cajones y armarios abiertos y la ropa, objetos y enseres esparcidos por la vivienda. Los atracadores forzaron la puerta y dejaron inservible la cerradura de una vivienda ubicada en un primero piso de la céntrica avenida Almaig. El mismo día tenía lugar otro hurto en otra vivienda del núcleo urbano.

Ante esta situación, el PP denuncia la «oleada de robos en la ciudad, que están provocando inseguridad ciudadana y que tiene a los vecinos en vilo. La gente está muy asustada y en el diseminado hay una especie de psicosis entre los residentes, que temen ser víctimas de los robos», expresaban ayer desde el grupo que lidera Mercedes Pastor, que insiste en el estado de alarma.

El PP exige medidas a Rodríguez

El PP exige al gobierno de Jorge Rodríguez medidas contundentes para paliar la situación y atajar los robos. Ayer insistían en que «hace dos días denunciábamos los hechos y reclamábamos medidas concretas y efectivas, menos fotos y promesas que no se cumplen. De momento no se está haciendo nada. El alcalde es el máximo responsable de la seguridad del pueblo y no aporta ninguna solución. Es lamentable», reprochaban a Rodríguez. El PP „que reveló días atrás que las motos adquiridas para la Policía Local para patrullar y vigilar el diseminado están aparcadas en un garaje, sin uso„ reitera la reclamación al ejecutivo local para que tome medidas y aporte soluciones a la problemática de los robos que ha sembrado la alarma entre los vecinos de la ciudad.

En Ontinyent ya hubo un repunte de los robos entre abril y junio del año pasado, con asaltos en casetas del diseminado y en viviendas y comercios del núcleo urbano, que ya hizo saltar las alarmas entre la ciudadanía. Un repunte que contribuyó a que los robos con fuerza aumentarán un 122 % en el primer semestre de 2018, tal como publicó este diario según datos del Ministerio del Interior en base a los datos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Entre enero y junio de 2018 hubo 80 asaltos con violencia, el doble que el año anterior.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook