15 de marzo de 2019
15.03.2019

Cómo compiten las fallas de Xàtiva y a qué premios aspiran

La clasificación por secciones agrupa a los monumentos por afinidad presupuestaria y el Ayuntamiento de Xàtiva concede 22.000 euros en metálico con premios como el que recibe el ganador de la Sección Especial, de 3.500 euros

15.03.2019 | 20:58
Plantà de la Falla Raval, de la Sección Especial de Xàtiva

La Plantà sitúa a todas las fallas en la calle, en perfecto estado de revista. Xàtiva tiene 19 comisiones falleras con una falla grande y una infantil cada una. Y la competición, al igual que en la práctica totalidad de municipios, se resuelve por el camino de las secciones: clasificaciones segmentadas por criterios económicos que llevan a los monumentos a competir con los de su similar coste. Tanto las infantiles como las grandes están clasificadas en cuatro apartados: Sección Especial, Sección Primera, Sección Segunda y Sección Tercera. La falla que se impone en la Sección Especial es la ganadora global de la competición y se lleva el Premi a la Millor Falla de Xàtiva. Sin embargo, existe la posibilidad de que una falla ganadora de una sección inferior tenga una mayor puntuación del jurado en el global de las cuatro secciones y logre el galardón absoluto. Es una posibilidad que sólo se ha dado una vez en las fallas de Xàtiva, en 1998. Ganó en la Sección Especial República Argentina con una falla de Xavier Herrero. Pero se llevó el premio la falla ganadora de la Sección Primera, Sant Jordi, obra de Paco Roca. El baremo económico aplicado a los monumentos y la media resultante puede generar que, si existe una gran afinidad de presupuestos, una sección reúna muchas fallas en competición y que otras cuenten con tan sólo dos, como ha ocurrido en anteriores ocasiones.

En la Sección Tercera de las fallas de Xàtiva compiten este año Corts Valencianes, Passeig-Cardenal Serra, Mercat, El Cid-Trinitat, Tetuán-Sant Francesc y Sant Jaume. La sección segunda la integran El Carme, Juan Ramón Jiménez, Abú Masaifa, Sant Feliu y Selgas-Tovar. Luchan por el premio de la Sección Primera Sant Jordi, Benlloch-Alexandre VI, Murta-Maravall y Molina-Claret. Mientras que en la Sección Especial se miden por cuarto año consecutivo las cuatro mismas fallas: Raval (ganadora del primer premio de 2018), Espanyoleto, República Argentina y Ferroviària.

En infantiles, la Sección Tercera la forman Corts Valencianes, Mercat, Sant Jaume, Sant Feliu y Tetuán-Sant Francesc. Compiten en la Sección Segunda Passeig-Cardenal Serra, Juan Ramón Jiménez y El Cid-Trinitat. En la Sección Primera optan al premio Murta-Maravall, Raval, República Argentina, Benlloch-Alexandre VI y Sant Jordi. Mientras que la Sección Especial tiene éste año superboblación de aspirantes, con seis monumentos en liza: los de Abú Masaifa (ganadora del primer premio de 2018), Molina-Claret, Ferroviària, Espanyoleto, Selgas-Tovar y El Carmen.

Según cifras de la Junta Local Fallera de Xàtiva, las 19 comisiones falleras han destinado este año cerca de 290.000 euros a sus monumentos. La junta asegura que se trata de 30.000 euros más que en 2018 y 50.000 más que en 2017, por lo que habla de "recuperación económica" en el seno de la mayoría de colectivos tras los peores años de la crisis. El conjunto de las cuatro fallas de la Sección Especial, según las mismas fuentes, supera los 100.000 euros. Una cifra, en todo caso, muy pobre todavía puesto que arroja una media de 25.000 euros por falla: muy, muy lejos de las medias de Gandia, Alzira o Sagunt en esta misma sección, que son del doble. Otro número que da idea de la recesión fallera vivida es el coste de las cinco fallas de la Sección Tercera de infantiles, con 8.000 euros entre todas (apenas 1.600 euros de media).

El banderín es el símbolo supremo del premio, la pieza más codiciada. Pero sin ser tan simbólico, hay otro galardón que estimula a las comisiones: los incentivos en metálico para potenciar la calidad del monumento. Se trata de un premio que reconoce la falla de ese año pero que obliga al ganador a invertir el montante en la del siguiente ejercicio. Para este ejericio, el Ayuntamiento de Xàtiva destina 22.000 euros en premios. El más fuerte es que se concede a la falla grande ganadora de la Sección Especial, que percibirá 3.500 euros. Para potenciar esa sección, la más representativa, el consistorio da también premios en metálico a la segunda, tercera y cuarta clasificadas de la Especial (2.500, 2.000 y 1.500 euros). También las tres primeras clasificadas de la Sección Primera reciben su gratificación: 1.500, 1.200 y 1.000 euros. Otros premios son los 1.400 euros de la falla ganadora de la Sección Especial de infantiles; los 800 y 500 euros al Millor Ninot grande e infantil, respectivamente, o los dos cheques de 600 euros cada uno para las fallas que ganen el concurso de la mejor decoración del monumento, entre otros.

En 2018 ganó la falla del Raval, que no obtenía este preciado galardón desde hacía 31 años. Su monumento lo firmaba Fernando Llopis. En infantiles, Abú Masaifa ganaba el premio máximo con un cadafal de Xavier Gámez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook