21 de marzo de 2019
21.03.2019
Equipos

Xàtiva dota a la Policía Local de dos pistolas eléctricas y un test de drogas

El consistorio responde a una demanda de los agentes para reforzar su seguridad

20.03.2019 | 22:25
Xàtiva dota a la Policía Local de dos pistolas eléctricas y un test de drogas

El Ayuntamiento de Xàtiva ha dado otro paso más en la modernización de la Policía Local con la adquisición de dos pistolas eléctricas y de un sistema de toma de muestras para la detección de drogas al volante. La dotación de las «Taser» era una demanda que la plantilla de agentes «reivindicaba desde hace años», según recalca la regidora de Seguridad, Mariola Sanchis. Estos dispositivos, que permiten inmovilizar a un posible agresor de forma rápida y sin provocar ningún daño, llevan una cámara incorporada para garantizar que su uso esté en todo momento justificado. Emplearla requiere pasar antes un curso de formación obligatorio. Las pistolas eléctricas, que han costado unos 6.500 euros, refuerzan la seguridad de los agentes a la hora de reducir a personas violentas cuyo comportamiento puede ser impredecible.

Por otro lado, el consistorio está en proceso de comprar un equipo para la toma de muestras destinado a cazar a conductores que circulan bajo los efectos de sustancias estupefacientes. La Policía Local practica asiduamente controles de alcoholemia en la ciudad, pero hasta ahora dependía de la Policía Nacional para poder detectar el consumo de drogas. La regidora subraya que ambas medidas redundarán en una mejora del servicio que los agentes prestan a la ciudadanía.

Sanchis hace un balance satisfactorio en materia de seguridad de las Fallas de este año por la escasa entidad de los incidentes registrados. La Cremà se desarrolló «con total normalidad» en coordinación entre los diferentes cuerpos y todos los monumentos se quemaron puntuales y sin problemas. La prolongación de la hora de cierre de los casales ha supuesto un mayor número de quejas vecinales, pero solo en uno o dos casos la Policía tuvo que levantar acta de sanción por incumplimiento. Los petardos volvieron a ser uno de los mayores males de cabeza: originaron incendios en contenedores y árboles y se persiguió su lanzamiento desde algún balcón.

Una joven intenta quitarse la vida

Por otra parte, la Policía Local de Xàtiva auxilió el martes a una joven con dificultades económicas que trató de quitarse la vida en su domicilio. Los agentes llegaron tras un intento fallido y lograron disuadirla y calmarla. Ayer, otra chica fue atendida por contusiones leves tras una caída en las escaleras de un piso de la Albereda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook