16 de mayo de 2019
16.05.2019
Transporte

El tren vuelve a conectar tras nueve años a más de 8.500 vecinos de la Costera

El tramo de cercanías hasta València se restablece en Montesa, Vallada y Moixent después del parón por las obras de la alta velocidad - El "reestreno" de la línea desata el júbilo entre los pasajeros tras los atrasos

15.05.2019 | 23:18
El tren vuelve a conectar tras nueve años a más de 8.500 vecinos de la Costera
Decenas de vecinos recibieron entre aplausos la llegada de uno de los primeros trenes a la estación de Moixent, ayer.

Algunos se frotaban los ojos para asegurarse, pero no era ningún espejismo. Nueve años, dos meses y dos semanas después de la suspensión del servicio de cercanías entre l'Alcúdia de Crespins y Moixent, el restablecimiento de este tramo de la línea C2 desató ayer la euforia entre los pasajeros de los primeros trenes que cubrieron el trayecto. Tres poblaciones de la Costera (Montesa, Vallada y Moixent) que suman más de 8.500 habitantes han recuperado la conexión ferroviaria directa con Xàtiva y València, de la que quedaron privadas en 2010 por culpa de las obras de la alta velocidad. El transporte fue suplido por Renfe con transbordos diarios en autobús, una situación de excepcionalidad que debía durar dos o tres años y ha terminado alargándose casi una década, entre anuncios y compromisos aplazados.

Las muestras de júbilo se sucedieron entre los usuarios pioneros de un reestrenado servicio fundamental para vertebrar la comarca y proporcionar autonomía a sus habitantes. Los más asiduos destacaron el acortamiento de los tiempos de viaje como la mayor ventaja, sobre todo para aquellos que no usan el coche. El trayecto en autobús hasta l'Alcúdia de Crespins alargaba casi una hora la duración de los desplazamientos a València, convertidos en un costoso periplo.

En torno a las 6.16 horas del 15 de mayo de 2019, a diez días de las elecciones municipales, un cercanías atravesó la hasta ahora impenetrable barrera que existía en l'Alcúdia para descender por el sur del mapa de la Costera, bordeando la Serra Grossa, hasta detenerse primero en Montesa y, más adelante, en Vallada: dos estaciones fantasma desde hace años. En Moixent -donde desde 2017 ya paraban los trenes regionales de media distancia- un grupo de vecinos convocados por la Plataforma ciudadana que ha venido presionando en estos dos últimos años para reivindicar la urgencia del restablecimiento del tramo ferroviario, recibió con una gran ovación la llegada de uno de los convoyes, cuyo conductor respondió haciendo sonar la bocina. Sus integrantes subieron a un vagón con una pancarta en la que se leía «El tren ja el tinguem a Moixent. Treball = resultats». Era «el gran día: un día de alegría para todos», según la Plataforma.

Entre la comitiva se encontraban los alcaldes de Moixent y la Font de la Figuera, así como diversos concejales y candidatos a la alcaldía. «Ya era hora. Es una alegría muy grande: hacía mucha falta», manifestó una de las vecinas de Moixent que asistió al reestreno. «Adelantas mucho más todo los días, es mucho más rápido y cómodo que el autobús», coincidía otra pasajera. «Es vital para que las poblaciones de la comarca puedan prosperar y se beneficien de esta comunicación que siempre hemos tenido y que durante 9 años hemos echado de menos», indicó Óscar Sanchis, portavoz de la Plataforma.

El número de usuarios diarios del tramo de 18,9 kilómetros que enlaza l'Alcúdia de Crespins y Moixent se cifra en unos 2.100, aunque la previsión de la administración es que la cifra aumente significativamente en los próximos años. Por el trayecto circulan 25 trenes, 13 de ida y 12 de vuelta, entre las 6.15 y las 21.47 horas. El ministro socialista José Luis Ábalos anunció la reactivación del servicio en febrero, aunque ésta ha tardado unas semanas en hacerse efectiva a la espera de la autorización definitiva de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria.

La Font reclama ampliar la línea

Pero a la Costera todavía le quedan demandas que reivindicar en materia ferroviaria. El alcalde de la Font de la Figuera, Vicent Muñoz, aprovechó el acto de ayer para insistir en la necesidad de que la línea de cercanías C2 se prolongue hasta esta localidad (que se quedó sin el servicio en 1997) con la idea de conectarla con Villena y de superar la división entre provincias. «Nos felicitamos del éxito colectivo de tantas personas y tantos pueblos implicados, pero venimos de pelear mucho y esto solo es un paso para seguir trabajando por la dignidad de las personas que vivimos en la Font», observó Muñoz.

La candidata del PP a la alcaldía de esta localidad, Mª José Penadés, también acudió a la convocatoria de ayer en Moixent junto al edil Elio Cabanes y se pronunció en términos similares. «Desde el PP vamos a pelear con la ayuda de la Plataforma para que el servicio ferroviario llegue a la Font de la Figuera», dijo Penadés, que incidió en su «compromiso» de ampliar el trayecto de cercanías.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook