29 de mayo de 2019
29.05.2019
XÀTIVA | 26M

«Somos capaces de llevar adelante un proyecto de ciudad con diez regidores sin problemas»

El alcalde de Xàtiva, Roger Cerdà, baraja ofrecer delegaciones a otros partidos, pero advierte de que no será «un cheque en blanco» y aplaza las conversaciones a después de la investidura

29.05.2019 | 08:09
«Somos capaces de llevar adelante un proyecto de ciudad con diez regidores sin problemas»

El alcalde y candidato del PSPV, Roger Cerdà, reiteró ayer en declaraciones a Levante-EMV su intención de gobernar en solitario. «Somos capaces de sacar adelante el gobierno de la ciudad con diez regidores sin ningún tipo de problema, llegando a acuerdos puntuales con otras formaciones». «Los electores han decidido que el PSPV afronte de manera mayoritaria el gobierno de la ciudad: vamos a trabajar para tener un gobierno de una única voz y para que todos los planteamientos de campaña se lleven a término», enfatizó el munícipe. «Ya lo hemos hecho en esta legislatura incluso cuando hemos tenido socios de gobierno que en determinadas decisiones no nos han acompañado: creo que no nos resultará difícil», incidió.

En ese sentido, Cerdà sostiene que la posibilidad de ofrecer la gestión de determinadas delegaciones a otros grupos políticos «está en proceso de discusión» en las filas del PSPV y se abordó ayer en la ejecutiva local. «Históricamente, otros gobiernos en Xàtiva han ofrecido delegaciones al resto de grupos y creo que es una buena manera de hacer las cosas, pero hemos de ver de qué forma», apunta el alcalde, que en todo caso aplaza el inicio de las conversaciones con el resto de formaciones hasta después del pleno de investidura. Al no contar con mayoría absoluta en una primera vuelta, Cerdà revalidará la vara de mando si ningún otro candidato se postula y logra el respaldo de al menos la mitad más uno de los concejales del pleno.

El alcalde advierte de que, en caso de ceder la gestión de alguna ponencia, «no será un cheque en blanco». «Se ha de tener claro que el alcalde tiene la responsabilidad última de tomar las decisiones respecto a las delegaciones y que ha de marcar el rumbo de la ciudad, porque se le ha otorgado la confianza». Cerdà sostiene que «un gobierno de una sola voz no quiere decir que no sea plural y no escuche aportaciones». Aunque avanza cambios en el organigrama de gobierno, el edil descarta concretarlos hasta después del 15 junio, día de la constitución de los ayuntamientos.

El candidato a la reelección califica de «histórico» el resultado obtenido por el PSPV el 26M, con más de 6.000 votos en las urnas (el mayor apoyo en papeletas en unas municipales desde 1983) y un incremento de tres concejales. A juicio del munícipe, «la clave ha sido la sinceridad». «Hemos trabajado siempre diciendo la verdad, tanto en campaña como en precampaña. Ni hemos vendido humo ni proyectos que no se podían llevar a cabo y eso es lo que el ciudadano ha entendido», sostiene Cerdà. El socialista cree que otras formaciones han errado en sus planteamientos y deberían extraer «una lectura» de los comicios. «Hay fuerzas que estaban en el gobierno que no han trabajado como la ciudadanía quería y han visto disminuir sus apoyos», opina el edil. A su juicio, el «problema» estriba en que «determinadas formaciones políticas, bien por falta de experiencia o por un planteamiento de inicio, no tienen claro que uno gobierna para todos y todas. No puedes ser sectario ni hacer planteamientos dogmáticos, sino trabajar en el día a día por el bien común».

Cerdà, eso sí, respira aliviado por el fracaso en las urnas de Vox, que no ha obtenido representación y solo ha conseguido quitarle votos a la derecha. El candidato atribuye la baja participación del domingo, ocho puntos inferior a la de 2015 (se situó en el (65,46%), a la acumulación de citas electorales que «han saturado a la gente», aunque recalca que resulta difícil calibrar cómo habría influido una mayor participación en el resultado. Cerdà sostiene que su candidatura era «muy transversal» y ha logrado captar votos del resto de fuerzas, no exclusivamente de Compromís, a pesar de que numéricamente dé esa impresión porque el PSPV ha absorbido los tres ediles que recabó hace cuatro años la coalición valencianista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook