19 de junio de 2019
19.06.2019
Patrimonio

Hallan restos de una torre del s.XIV y de la muralla en las obras de la Vila

Los trabajos descubren parte de la Torre de l'Escola y un tramo de la fortificación del histórico barrio de Ontinyent

18.06.2019 | 23:25
Hallan restos de una torre del s.XIV y de la muralla en las obras de la Vila

El barrio de la Vila de Ontinyent es un pozo de elementos arqueológicos, históricos y patrimoniales que permanecen ocultos bajo sus calles y plazas. Cualquier actuación comporta el hallazgo de elementos y estructuras que conformaron el núcleo originario de la ciudad, y las obras que se están ejecutando para renovar el pavimento de la calle de acceso al barrio de la Vila han alumbrado un nuevo hallazgo. Los trabajos han sacado a la luz restos de una torre del siglo XIV, la conocida como Torre de l'Escola, así como un tramo de la muralla medieval.

Según han confirmado fuentes municipales a Levante-EMV, durante los trabajos se ha encontrado un tramo de muralla de 10 metros de largo por 2 metros de ancho. También señalan que se han encontrado restos «que parecen de la conocida como Torre de l'Escola, del siglo XIV», unos hallazgos que están siendo supervisados, estudiados y documentados por el equipo arqueológico que dirige la obra. El hallazgo ha sido comunicado a la Conselleria de Cultura, ya que el barrio de la Vila de Ontinyent está protegido como Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de Conjunto Histórico-Artístico.

Ante esta protección BIC, cualquier actuación que se acomete en el histórico barrio cuenta con un proyecto arqueológico, que lleva a cabo un equipo, en este caso formado por Ignacio Hortelano, arqueólogo y director de los trabajos, y Agustí Ribera, codirector y responsable del museo Maova. El proyecto de las obras de renovación del pavimento ya especificaba que «existe la posibilidad de encontrar restos arqueológicos durante los trabajos de excavación», y apuntaba que la empresa adjudicataria «deberá dejar actuar al arqueólogo para que haga un seguimiento de los trabajos de demolición y excavación».

Los arqueólogos encargados de esta obra ya preveían la posibilidad de encontrar tramos de la muralla medieval, y en el proyecto arqueológico que acompaña a la memoria y el proyecto de actuación planteaban que, «considerando los antecedentes arqueológicos concretos del área de actuación», se lleve a cabo «la excavación puntual de un sondeo arqueológico sobre el trazado hipotético de la muralla con la finalidad de identificar posibles evidencias del trazado del recinto amurallado medieval». Unas evidencias que se han certificado con el arranque de los trabajos.

Seguimiento arqueológico

Los arqueólogos también llevarán a cabo un seguimiento y control arqueológico de las remociones profundas del subsuelo en el área de actuación, así como la recuperación de materiales arqueológicos hallados, que serán documentados, registrados y fotografiados.

Los restos de la Torre de l'Escola y del tramo de muralla hallados ahora con la renovación del pavimento del acceso a la Plaça de la Vila se unen a los encontrados en las diferentes obras que se han ejecutado a lo largo de los años en el barrio. Los últimos, hace unas semanas en la tercera fase de reurbanización integral de la Vila, cuando se descubrieron restos de la muralla, que permanecían ocultos ocho siglos. En este caso el hallazgo se produjo en la zona conocida como Font de la Coveta, donde apareció un muro o muralla. Ahora, se suman otro tramo de la fortaleza y una torre del siglo XIV.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook