19 de julio de 2019
19.07.2019
Medida

La Fira d'Agost baja el volumen por el autismo

Xàtiva instaura un "Día sin ruido" y silenciará durante cinco horas y media las atracciones para que puedan disfrutar de ellas los niños con TEA y Asperger

18.07.2019 | 22:21
La Fira d'Agost baja el volumen por el autismo

La Fira d'Agost es sinónimo de ruido, música por las nubes y luces estridentes. La concentración de decibelios es tan alta que montarse en una atracción se convierte en un infierno imposible de soportar para cualquier niño con el Trastorno del Espectro Autista (TEA). Pero la edición de este año transformará dicha realidad por un día. Una tregua de cinco horas y media decretada el 19 de agosto impondrá el máximo silencio posible para hacer plausible algo tan básico como que las personas autistas y Asperger puedan ser partícipes de la diversión y disfrutar de las mismas emociones fuertes que el resto. La última Feria de Sevilla rompió moldes con esta experiencia pionera que, a propuesta de la asociación Axatea, el Ayuntamiento de Xàtiva ha aceptado importar. Un pequeño paso para visibilizar a un colectivo tradicionalmente olvidado y víctima de la incomprensión de las administraciones.

El «Día sin ruido» es una de las principales novedades de la Fira d'Agost 2019, cuya programación fue presentada ayer por el alcalde de Xàtiva, Roger Cerdà, el regidor del área, Pedro Aldavero, y la Reina de este año, Laura Vidal. Cerdà inscribió la iniciativa en la apuesta del ayuntamiento por potenciar una «Fira inclusiva» de la que pueda disfrutar «todo el mundo», sin barreras. La presidenta de la Asociación de Madres y Padres de personas con trastorno del Espectro Autista de Xàtiva (Axatea), Isabel Aguado, no escondía ayer su alegría con la innovadora medida. «Estamos muy contentos de que se haya dicho que sí a esta idea, porque nos va a permitir adelantar mucho en la integración. Los niños tienen mucha sensibilidad y les molestan la música fuerte y los ruidos, pero les gusta montar en las atracciones», resumió a Levante-EMV. «A las personas con TEA les agobia las aglomeraciones de gente, aunque si hay más silencio podemos ir por abajo o por arriba [a las atracciones]y facilitar que disfruten de un buen rato», resaltó Aguado. El «Día sin ruido» se extenderá de las 10 a las 13.30 horas y de 18 a 20 h del penúltimo día de Fira, acompañado de una serie de actividades organizadas por el colectivo, que acaba de cumplir un año de vida, entre las que se incluyen talleres infantiles, una sesión de yoga para familias y una sesión de cine adaptado para personas con autismo. Eso sí, la tradicional mascletà del día se mantendrá.

La programación de la Fira vuelve a contar con más de un centenar de actos en cuya organización se han involucrado más de una treintena de trabajadores municipales. Los cinco espacios escénicos habituales se mantendrán con espectáculos diarios. También repiten el Festival Al Ras y el Festival de la Cançó, con Andreu Valor como figura. El espacio multimedia y el Mercat Valencià continuarán, pero intercambiarán su ubicación. El primero se ampliará con más actividades y videoconsolas y ocupará toda la calle y la plaza Santa Ana, mientras que el mercado se trasladará a la Glorieta. De igual forma, se incrementarán a cuatro el número de firmas presentes en la Fira de Automoción.

En la Fira del Bestiar se introducirán pequeños cambios, con la colocación de una cuarta carpa en la que se celebrará el Tir i Arrossegament y de una grada supletoria desde la cual el público podrá seguir este arraigado evento. En cuanto a las atracciones, Cerdà avanzó que este año se instalará en el recinto «la noria más grande de la Comunitat Valenciana». El regidor Pedro Aldavero, añadió que, a petición de los participantes, habrá una hora más de discomóvil en la Fiesta de las Paellas, el día 20 (hasta las 19 horas), tras la actuación de un grupo musical en el parking del pabellón de voleibol. El trofeo de les Escoles de Ciclisme se mantendrá en el entorno del Pla de la Mesquita, pero se avanzará al día 11 de agosto, por cuestiones de agenda de la Federación.

Más seguridad y accesibilidad

El alcalde enfatizó las «mejoras de accesibilidad y seguridad» proyectadas en los pasillos de la Avenida Selgas, con más espacio entre paradas para que «el discurrir sea más sencillo» y esté «mejor preparado para las personas con movilidad reducida». La iluminación ornamental también se ampliará este año hasta Selgas. La Reina de la Fira, Laura Vidal, se mostró con «muchas ganas de conocer la programación y de vivir todos los actos desde un punto de vista diferente». Vidal aplaudió el «Día sin ruido» como la novedad «más interesante» y destacó la «oportunidad» que brinda «para que todo el mundo pueda disfrutar de la Fira».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook