06 de agosto de 2019
06.08.2019

Integración real que llega con el empleo

Iván Chaquet, con discapacidad y usuario del Trèvol, consigue su primer contrato indefinido

05.08.2019 | 23:36
Iván trabajando en la empresa que le acaba de contratar.

El Projecte Trèvol, la iniciativa de la Mancomunitat de Municipis de la Vall d'Albaida que ofrece apoyo a las personas con discapacidad para que puedan desarrollar sus vidas y que trabaja por la integración e inserción social y laboral, logra cada año que decenas de usuarios que asisten al centro consigan la tan deseada integración a través del empleo. El Trèvol, según datos aportados por la fundación en algunas jornadas, ha conseguido 442 contratos en la empresa ordinaria; 64 indefinidos; y 182 contratos en empleo protegido. Datos que se pierden en estudios, análisis, informes y ponencias, pero que detrás de ellos hay caras, vidas. Personas con diversidad funcional que viven esa integración a través de sus puestos de trabajo.

Uno de ellos es Iván Chaquet Pascual, usuario del Projecte Trèvol y que acaba de firmar un contrato indefinido con una empresa de la Vall d'Albaida. Iván, vecino de la Llosa de Ranes, en la Costera, y alumno del Trèvol, firmaba el pasado 23 de julio un contrato indefinido con Artesanía Cerdá, una empresa familiar radicada en l'Olleria, fabricante y distribuidor de productos licenciados como artículos de marroquinería y viaje, bolsos, zapatos,... Iván, que ya había trabajado con esta firma anteriormente, con un contrato temporal, consolida su empleo en la empresa con un contrato indefinido, «gracias a la empresa que ha confiado en el buen hacer de Iván y en el Projecte Trèvol», afirman desde el centro de la Mancomunitat de la Vall d'Albaida.

Iván Chaquet tiene el síndrome de Williams-Beuren „también llamado monosomía 7„, un trastorno genético poco común, causado por una pérdida de material genético en el cromosoma 7. Este síndrome fue descrito por primera vez en 1961 por el cardiólogo neozelandés John Williams y por el pediatra alemán Alois Beuren, de quienes toma el nombre.

Con los apoyos necesarios, Iván, que se ha formado en el Trèvol, puede hacer una vida normal. Además, tiene una gran capacidad para la música, pasión por la que forma parte de la Societat Musical de la Llosa de Ranes, así como de la academia Rytmus de Xàtiva. Otra de sus pasiones es el fútbol y es habitual verlo en el Sequiol apoyando al CD Llosa, el equipo de su pueblo, con el que viene de festejar el ascenso del primer equipo a Regional Preferente y del Juvenil a 1ª Regional.


Empleo con apoyo

Artesanía Cerdá ha contratado a Iván a través de la modalidad del Empleo con Apoyo que ofrece el Trèvol, y que busca apoyar a la persona con discapacidad para que se adapte a un puesto laboral concreto, mediante el apoyo de un equipo técnico, a través de un proceso de acompañamiento, para que desempeñe su función como un trabajador más, sin perjuicio para la empresa y el puesto. Desde el Trèvol recalcan que «para todas las personas, la firma de un contrato laboral es motivo de gran alegría en donde se reconocen las capacidades. En el trabajo es donde realmente se puede afirmar que una persona pasa a formar parte activa de la sociedad», afirman. Iván ya es uno más.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook