16 de agosto de 2019
16.08.2019
Tradiciones

La batalla de gallos más ancestral

La Nit del Cant d'Albades de Xàtiva deja atrás la tensión del año pasado y da rienda suelta a los "cantaors" para improvisar sobre los aspectos más mundanos

15.08.2019 | 23:09

A las dos en punto de la mañana, la Reina de la Fira se dirige con una sonrisa a los asistentes para dar la bienvenida. Acaba de coronarse y se prepara para escuchar los primeros cuartetos octosílabos dirigidos a ensalzar su figura. A su lado, el alcalde de Xàtiva aguarda el momento para encajar con otra sonrisa los dardos que le reservan los cantaors, mientras éstos refrescan sus gargantas y el público devora con ganas la picaeta improvisada: cocas, pasteles, cacaus, tramussos y sangría para quienes han conseguido aguantar hasta tan tarde. Bajo los destellos de la omnipresente luna llena va a comenzar la Nit d'Albades, una de las citas más antiguas y arraigadas de la Fira d'Agost. El canto de estilo improvisado de raíces medievales retumbará durante dos horas en la Plaça Sant Pere y sus calles adyacentes. Guiarán el recorrido los cantaors José Lorenzo López, Fernando Ferrer «El Ratllat», de Puçol; Jacint Hernández, de Alcàsser y los locales Manuel Chàfer «Gallo» y Pili Cuenca, acompañados de dolçainas, tabalet y de un puñado de valientes que se atreverán a componer sus versos ante el público.

Esta vez no se reprodujeron los enfrentamientos y la tensión entre versaors de la accidentada velada de hace un año. Las aguas volvieron a su cauce y la armonía y la germanor presidieron el trayecto. Esta circunstancia, añadida a la ausencia del explosivo Toni Guzmán, «el Enguerino», restó emoción a un recital que terminó quedando algo descafeinado. Hace un año, los cantaors contratados por el consistorio sumaron fuerzas frente al ataque con tintes homófobos que recibió Guzmán de otro cantaor local, Roca, que lo acusó de llamarle fascista años atrás. La Nit d'Albades de 2019 no tuvo nada que ver: estuvo dominada por las chanzas personales de guante blanco entre los participantes y hubo menos contenido político. Como en una moderna batalla de gallos.

Aún así, ni el alcalde ni los concejales presentes en la mesa de las autoridades -ocho del PSPV y Maria Beltrán por Ciudadanos- se libraron de las pullas. Porque las críticas a golpe de canción se encajan mejor. Porque, aún en la época de la hipersensibilidad cultural y de la censura de (casi) todo lo políticamente incorrecto, en la madrugada del 15 de agosto cualquiera puede soltar lo que piensa sin que nadie se sienta ofendido, ni por su aspecto físico ni por su vestimenta ni por sus pasos en falso. Todo el mundo se ríe de todo el mundo. Incluso de sí mismo. El primer zasca en forma de versà -como no podía ser de otro modo- partió de la boca de Gallo y fue dirigido a Roger Cerdà: «Han passat les eleccions / i ens has furtat la cartera / que t'han faltat dos segons per a pactar amb Albert Rivera», le retrajo al munícipe. Fernando Ferrer también se apuntó al mismo barco. «Van agarrats de la mà / Jo crec que s'han enamorat / I es volen com germans / En Xàtiva han pactat el PSOE i Ciutadans», cantó el de Puçol.

La florista Pili Cuenca suavizó el ambiente dando la bienvenida a los asistentes a «l'espectacle de gran tradició i cultura» en «la nit ja ben obscura». «Avui hem considere artista / no per això sóc divina / però sóc l'única dona / i ademés sóc xativina», se presentó. Cuenca también se hizo eco de los «diez años de espera» en los que la reina Laura y su dama Dolors soñaron con ser máximas representantes de la Fira. Pero la tregua para los regidores duró poco. Dos cantaors recordaron al equipo de gobierno el estado de algunas fuentes. Uno aludió al retraso de las obras de reparación de la instalación que preside la plaza de la estación de Renfe. «Xativa sempre ha presumit de ser / el poble de de les fonts / però ara ja l'heu cagat / la dels 25 xorros s'ha secat», cantó el otro.

La subida de sueldos no tardó en salir a la palestra. «Tu i jo ja tinguem vivències / per a que mo em mires mal /tens tu tantes competències /que jo crec que ja et mereixes que te pujen el jornal», le soltó Gallo al teniente de alcalde, Ignacio Reig.

La suspensión este verano del proyecto educativo musical Emergents, que hasta 2018 venía organizando la concejalía del conservatorio de Xàtiva (cuando la ocupaba Compromís) tampoco pasó desapercibida, aunque fueron los cantaors de fuera los que la cuestionaron. «Ara la veu alçaré per a tornar-vos la cordura / Que tancar Emergents és mensyprear la cultura / i aixó senyors no pot ser», entonó Ferrer. «La música és l'instrument / per a poder conservar la tradició i els arrels. / No comprenc com heu tancat així / l'escola d'Emergents», remachó Jacint Hernández.

Otro concejal que no se libró de las bromas de su amigo Gallo fue Ricardo Martínez. «Amb l'estima que et tinc / una cosa jo et diria / hauries de canviar-te de partit / tu tens mes categoria». Claro que a Chàfer también le llovieron las mofas por su implicación activa en la política local a bordo de la Plataforma Per Xàtiva, que no logró representación municipal en las últimas elecciones. «Busca't una faena més bonica / tu faràs quatre duros / si deixes la política /i et dediques als seguros», le espetó sin abandonar la sonrisa Ferrer, que pidió a Gallo que no se enfadara por no haber sacado ni un concejal. Éste se lo tomó al pie de la letra. «No cal que m'heu faces dolç / jo et diré la circunstància / que ens van deixar fet pols / i ens vam pegar bon hòstia», respondió con humor.

La irrupción en escena de Dani Carballo, un dansaor de 28 años del grup de danses local Socarrel, aportó savia nueva a la reunión. «De Xàtiva vinc senyors / el meu nom és Dani Carballo / jo no vinc per repartit flors / vinc a jubilar al Gallo», cantó con buena entonación, ayudado por el propio Chàfer. Pili Cuenca se enganchó al argumento en seguida. «El Gallo vol jubilar-se / però crec que ho te molt mal. / Si no li tallem la cresta / no acabarem amb el gall». «Vaig a soltar la tempesta / no vaig a tornar-me boig. / Hui qui collons du la cresta? / Te n'has passat amb el roig», contestó Gallo, señalando el pelo tintado de rojo de la cantaora. «En açó del monyo roig / jo a tu et vull contestar. / Li vaig dir al perruquer / que amb el tint es va passar», replicó Cuenca. «Cresta negra o roja ja m'agradaria a mi tindre algo en el cap», intervino Jacint Hernández, riéndose así de su calvície.


Alusiones al Jardí de la Pau

A las 2.33 horas, los versaors invitaron a los asistentes a «escampar» de la plaza Sant Pere para comenzar el recorrido circular por las calles adyacentes. Antes, los participantes se quejaron de la poca luz del enclave. «Per ahorrar han convidat a la lluna», comentaron en tono jocoso. Ferrer dejo caer otra versà en clave de sátira política con tintes escatológicos. «Vos diré una veritat que pel seu peu es cau / els jardins de la Pau estan abandonats / peró com que la gent va allí a cagar / estan molt bé abonats».

Poco a poco, la comitiva se fue deshaciendo y fueron pocos los espectadores que aguantaron todo el trayecto, en el que continuaron las alusiones al pelo o a las sandalias a lo Jesucristo de Pili. «Jo no sóc com altres dones / i et daré varies raons /tinc varícies en les cames / i no soporte els tacons», ironizó ésta.

Para animar el cotarro, Gallo retó a otro elemento externo a sumarse a la «batalla», un integrante de la Muixeranga de Sueca que puso cara de circunstancias y salió del paso como pudo. «A la Muixeranga de Sueca el mestre ens ha convidat i encara que no sea entonant la casalla l'has de pagar», consiguió articular el joven. Aunque ni la entonación ni el estilo fueron los adecuados, el público aplaudió la ingeniosa versà, que desató un panegírico sobre la cazalla. «En el taulellet provoca amb l'aroma que desprén / la casalla torna loca i al tirarte-la a la boca /comprens perquè /a tanta gent la cassalla torna loca», compuso Jacint. Envalentonado por la ovación, el joven de Sueca quiso improvisar de nuevo, pero a mitad de frase se quedó en blanco y dio un paso atrás. Aunque el público recompensó sus esfuerzos con otro aplauso, la guasa volvió a abrirse paso a cuenta del errático cantaor. «Gallo es vol jubilar i segur tenim relleu / allí esta el Gallo dos /que quan assente la veu / serà un cantaor d'ou», cantó con su asentada y potente voz José Lorenzo López, despertando las carcajadas de los espectadores. «L'assumpte de les albaes / ja et dic que no és cap paxanga / un dia m'he sustituiràs / però de moment fes Muixeranga» , se dirigió Chàfer al joven.

El tramo final del recorrido se vio monopolizado por los asuntos conyugales. Carballo anunció su boda con un verso sencillo y dio pie a más chirigotas. «Vos done l'enhorabona / i no és perquè siga llista / si encara no la tingueu / ací teniu la florista», se apresuró Cuenca. «Aprofitant el que dius / vaig a fer-te jo un inciso/ tu encara pots vendre-li flors / però el cabró ja s'ha comprat piso», entonó Gallo, dedidado al negocio inmobiliario. « Açò és una nit d'albaes / no és el wallapop / si vols anunciar-te / fica un anunci com déu vol», siguió López. «Per a improvisar ja no necessites al Gallo, amb la novia al costat t'inspires millor, Carballo», remató Jacint. Ferrer también dedicó una versà a su pareja y Gallo volvió a la carga. «Entre Dani alçant el dit / i tu fen-te el zalamero / mal seria que esta nit / no calfareu el putxero», bromeó . «A Xàtiva no tenen rei i en tanta declaració açò es sembla a First Days, un poquet de per favor», terció López . Así, con un descenso a lo más mundano, terminó la primera Nit d'Albades de la Fira. Eran las 4 de la mañana cuando llegó el turno de las despedidas. La próxima cita: el lunes en l'Hort de Mora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas