17 de agosto de 2019
17.08.2019
Balance

El día de más consumo de alcohol de la Fira deja 350 intervenciones policiales

En la jornada del jueves se contabilizaron un tercio de las actuaciones de todo el primer semestre del año - La rápida respuesta neutralizó las peleas y los "conatos de violencia" registrados en las zonas de ocio

17.08.2019 | 00:08
Dos agentes de la Policía Local patrullan por el recorrido ferial, el pasado jueves 15.

El primer día de la Fira d'Agost es indiscutiblemente el más multitudinario del evento por el cóctel que conforman la fiesta nacional, la carrera de motos, el buen tiempo y el esperado inicio oficial del programa de actividades. La espectacular afluencia de gente que registró Xàtiva durante la jornada del jueves supuso un año más un auténtico desafío en materia de seguridad, con miles y miles de personas dispersas en los diferentes espacios habilitados... y mucho alcohol circulando en la vía pública.

El dispositivo especial de vigilancia coordinado entre los tres cuerpos policiales que actúan en el núcleo urbano -Policía Local, Nacional y Autonómica- contabilizó un total de 350 intervenciones de toda índole, buena parte de ellas ligadas al abuso de la bebida y de otras sustancias. Para hacerse una idea, la cifra equivale a un tercio de las cerca de 1.000 actuaciones que se desplegaron en todo el primer semestre de este año, según el último balance facilitado recientemente.

Eso sí, el comisario-jefe de la Policía Local, Antonio Collado, subraya que el día 15 «absolutamente todas las incidencias pudieron subsanarse» satisfactoriamente y no llegaron a producirse lesiones de gravedad ni «situaciones de extrema violencia» como hace un año, cuando un hombre fue apuñalado en la Fira del Bestiar. Tampoco se tiene constancia de ninguna denuncia formal por agresiones. Pese a que se registraron diversos «conatos de violencia» en zonas de ocio con gran presencia de botellón hasta bien entrada la madrugada, como la plaza del Mercat, Collado asegura que el tiempo de respuesta policial en Fira «no supera los cinco minutos» debido al grado de coordinación entre cuerpos, algo que «en determinadas épocas del año no sucede» y que el jueves evitó que algunos episodios de disputas fueran a más. «Ha sido una jornada tranquila, con las incidencias típicas de quien se pasa con el alcohol: ha habido alguna pelea y varios enfrentamientos con ciudadanos de a pie... pero todo dentro de lo esperable», resume el regidor de Seguridad Ciudadana, Juan Giner.

«Con un nivel de actividad tan grande, el resultado global es muy positivo. Firmaría por que hasta el final de la Fira todo se hiciera de la misma forma que en el día central», sentencia Collado.

La Guardia Civil brindó durante la jornada colaboración externa «extramuros» articulando controles de seguridad y alcoholemia en las principales entradas de la ciudad. Aunque hasta la semana que viene no se proporcionarán datos más detallados, el comisario-jefe hace hincapié en que los servicios humanitarios coparon las intervenciones y «mucha gente fue atendida por sobresaturación de alcohol y otro tipo de sustancias», aunque la rápida intervención de los servicios sanitarios y las ambulancias SAMU «ha hecho que su salud no se viera afectada».

Incautación de material ilegal

La Policía Local de Xàtiva, que ha estrenado esta semana las nuevas pistolas táser adquiridas recientemente, también apunta a un incremento de las incautaciones de material que iba a ser destinado a la venta ilegal como consecuencia de las medidas para evitar la presencia de manteros en la Fira d'Agost, en cuya persecución ha puesto el foco el dispositivo especial de este año. «El top manta está siendo muy aislado gracias al intensivo nivel de vigilancia», sostiene Antonio Collado, que defiende los decomisos de productos para «proteger la propiedad intelectual e impedir la competencia desleal» de la que se quejan los comerciantes y feriantes «que venden de forma reglada» y pagan por la ocupación de la vía pública. «Con sus aportaciones se mantiene la Fira», ahonda el comisario-jefe.

El regidor Juan Giner también recalca el aumento de los controles establecidos en horas determinadas y señala al menos dos incautaciones de material ilícito en el recorrido de la Fira d'Agost durante el primer día del acontecimiento, con su correspondiente sanción administrativa. En los instantes de mayor afluencia, la presencia de manteros ayer era nula.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook