Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los apartamentos turísticos se triplican desde 2015 en Xàtiva mientras cae la oferta hotelera

El número de viviendas vacacionales en la Costera, la Canal y la Vall d'Albaida se ha disparado de 42 a 88 en solo tres años, con cabida para 535 pernoctadores

Alojamientos turísticos en la plaza del Mercat de Xàtiva.

Alojamientos turísticos en la plaza del Mercat de Xàtiva. perales iborra

El espectacular auge de los apartamentos turísticos ha traspasado las fronteras de las grandes urbes para instalarse como un fenómeno cotidiano en los municipios de tamaño intermedio. El último anuario oficial que radiografía la oferta turística municipal y comarcal de la Comunitat Valenciana, correspondiente a 2018, contabiliza en Xàtiva una veintena de viviendas en las que se ofertan 98 plazas de alojamiento de categoría estándar: son prácticamente las mismas que suman los dos hoteles en funcionamiento de la ciudad, el Vernissa y el Montsant, con 103. El contraste es más que evidente si se echa la mirada a solo tres años atrás. En 2015 únicamente había registrados seis apartamentos de carácter turístico con 26 plazas disponibles en la capital de la Costera, una cuarta parte de las activas en la actualidad. Y eso que la estadística de la Agència Valenciana de Turisme no incluye los datos actualizados 2019 ni recoge todas las casas que se usan para estos menesteres, en ocasiones de espaldas a la administración. En contraposición, desde que, en junio de 2018, el concesionario del hotel Murta bajó la persiana sin avisar, las 62 plazas de este establecimiento de tres estrellas de propiedad municipal permanecen fuera del mercado. El consistorio ultima un nuevo pliego con el que quiere relanzar su gestión, plagada de bandazos y baches por las dificultades para dar rentabilidad al servicio.

Tan solo en AirBNB, una de las plataformas más populares entre quienes buscan un apartamento turístico, pueden encontrarse hasta 78 alojamientos diferentes a lo largo y ancho del término de Xàtiva, muchos de ellos inmuebles restaurados en pleno casco antiguo. El precio medio por noche se sitúa en 68 euros, aunque hay viviendas en las que se puede pernoctar por 30 euros y dúplex o apartamentos más lujosos que salen a 100 euros la noche. La reciente regulación instaurada por la Generalitat ha aflorado un buen número de apartamentos turísticos, a tiempo que ha endurecido las condiciones y obligaciones a cumplir por los propietarios.

El «boom» es perfectamente extrapolable si se amplía la mirilla al ámbito comarcal. En el conjunto de la Costera había registrados en 2018 un total de 24 apartamentos vacacionales, los mismos que en la vecina Canal de Navarrés, aunque en este último territorio se ofertan 184 plazas, frente a las 135 de la Costera. En la Vall d'Albaida se contabilizan 40 inmuebles de este tipo con cabida para 215 personas. En total, 535 plazas en las tres comarcas. Nada tienen que ver estos números con los que se manejaban allá por 2015, cuando en la Costera había censados 13 apartamentos turísticos con 73 plazas y la Canal disponía de solo 8 alojamientos de este tipo (un tercio de los actuales) con espacio para 53 pernoctadores. Hace 4 años, en la Vall coexistían la mitad de apartamentos vacacionales: 21. Xàtiva es una de las localidades del interior valenciano con más alojamientos de estas características, aunque se ve superada por otros municipios como Requena, con 30. Ontinyent es la segunda población de las tres comarcas con más viviendas turísticas: 13. Le sigue Navarrés, con 11 (y un total de 92 plazas, 9 más que la capital de la Vall); Salem, con 7, y Llutxent, con 6. El mapa de apartamentos turísticos se completa con otros inmuebles en Anna, Aielo de Malfert, Agullent, Pinet, Otos, La Pobla del Duc, Enguera, El Genovés, Chella, Canals, Bolbaite, Bocairent, Benicolet y Atzeneta d'Albaida.

Un 10% menos de plazas hoteleras

Según la Agència de Turisme, hay 465 plazas distribuidas en 15 de hoteles ubicados en 8 municipios de la Costera, la Canal y la Vall d'Albaida, aunque la mayor parte de la oferta se concentra en Bocairent y Xàtiva. La cifra ha sufrido un retroceso si se compara con la publicada tan solo tres años atrás, en 2015, cuando se ofertaban 513 plazas hoteleras en las tres comarcas, un 10% más. Además, en el anuario de 2018 se incluyen algunos establecimientos como el hotel de la carretera de Enguera que, a día de hoy, están fuera de funcionamiento. También hay una pensión y 63 plazas menos de albergues en la Costera, tipos de alojamiento que en la Canal y la Vall mantienen estables.

Lo que no ha cambiado es la oferta de zonas de acampada. En el territorio hay oficialmente 2.126 plazas de campin en cinco municipios: Anna, Enguera (con cuatro áreas), El Palomar, Bocairent y Rugat. Hostales también sigue habiendo tres: uno en la Canal (22 plazas), otro en la Costera (16 plazas) y otro en la Vall (11 plazas). Se registran 40 locales que comercializan viajes, 5 menos que en 2015. Pero se han incrementado las empresas de turismo activo (6) y el número de casas rurales (102), con seis más que en 2015: 42 en la Canal, 12 en la Costera y 48 en la Vall. En total, 902 plazas para pernoctar. También han crecido los restaurantes: hay 41 en la Canal, 168 en la Vall y 153 en la Costera.

Compartir el artículo

stats