Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ordenanzas fiscales

Xàtiva cambia de medición para cobrar a los puestos de Fira por metro cuadrado

El consistorio aplicará un cálculo "más justo" de la tasa que dejará de basarse en la longitud ocupada

Tareas de montaje de un puesto de venta de juguetes en la última Fira d'Agost.

Tareas de montaje de un puesto de venta de juguetes en la última Fira d'Agost. perales iborra

El Ayuntamiento de Xàtiva ha decidido reformular la tasa que se liquida cada año a los puestos de venta por la ocupación de vía pública durante la Fira d'Agost con la intención de aplicar un criterio geométrico «más justo». A partir de 2020, la unidad de superficie desplazará a la unidad de longitud a la hora de calcular el importe que corresponde cobrar a los feriantes. O lo que es lo mismo: los metros lineales dejarán de tomarse como referencia en la medición de las paradas. A partir de ahora, serán los metros cuadrados los que determinen la cuantía que ha de pagar el comerciante por vender sus productos en el gran escaparate a cielo abierto que es la feria.

Hasta el momento, el consistorio reclamaba 68 euros por metro lineal de ocupación a quienes instalaban un puesto de venta en el Reial de la Fira, un espacio enmarcado dentro de la Categoría 1ª. El precio se rebajaba hasta los 60 euros por metro lineal para los puestos de la Categoría 2ª, es decir, los que «acampan» en las aceras interiores. Con la modificación de las ordenanzas fiscales propuesta por el equipo de gobierno para el próximo ejercicio -que se aprobó inicialmente en la Comisión de Hacienda del viernes- los titulares de las paradas de la Categoría 1ª pasarán a pagar 22,7 euros por cada metro cuadrado que ocupen en el Reial, mientras que a las paradas de las aceras interiores (Categoría 2ª) se les liquidará una tasa de 20 euros por metro cuadrado.

Desde la Concejalía de Hacienda hacen hincapié en que este nuevo criterio es «mucho más justo» y coherente para que los ingresos se ajusten verdaderamente al espacio comercial ocupado. Los puestos de venta de garrotes se encuadran en un apartado específico de la ordenanza. Desde 2020, sus propietarios abonarán 16 euros por cada metro cuadrado de tienda, en lugar de 48 ? por metro lineal, como hacían hasta ahora.

Miradores y zonas de descanso

La tasa, en cambio, se mantendrá invariable para las atracciones instaladas en a lo largo de la Fira, que seguirán pagando 100 euros por cada metro lineal ocupado. Las carpas que se montan en el Reial y el Convento de Consolación también costarán lo mismo: entre 120 y 300 euros. La modificación de las ordenanzas se abordará en el pleno del próximo sábado.

Compartir el artículo

stats