Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Proyecto

Acciona asume el colegio de Anna por 5,9 millones con la mejor oferta técnica

La multinacional se adjudica el nuevo contrato de las obras en el tercer curso del centro en barracones

Alumnos accediendo a las aulas prefabricadas de Anna en una imagen del inicio de curso de 2018.

Alumnos accediendo a las aulas prefabricadas de Anna en una imagen del inicio de curso de 2018. perales iborra

La multinacional Acciona ha sido la seleccionada por la Conselleria de Educación para retomar el proyecto de construcción del futuro colegio público de educación infantil y primaria de Anna una vez reconducidas las vicisitudes que han retrasado considerablemente la ejecución de los trabajos respecto a las previsiones de partida. Las obras se adjudicaron inicialmente en mayo de 2017 al Grupo Bertolín por 2,9 millones de euros, pero se paralizaron antes de su inicio al detectarse graves errores y omisiones en el proyecto original que encarecían notablemente la actuación y que desembocaron en la cancelación del contrato.

Dos años después, cuando los alumnos del CEIP Jaime Aparicio cumplen tres cursos en barracones -en un principio se anunció que serían dos-, la comunidad educativa de Anna ha recibido la noticia de que la intervención tiene por fin un nuevo adjudicatario y cruza los dedos para que el segundo concurso público promovido por la conselleria sea el definitivo. En el proceso de licitación, iniciado en enero, Acciona se impuso a otras 18 empresas competidoras después de que su oferta técnica obtuviera la puntuación más alta de todas, venciendo en todos los apartados: propuso medidas adicionales en materia de Seguridad y Salud y más medios que el resto, un mayor grado de experiencia del personal adscrito a la obra, controles adicionales y una mejor planificación.

En el plano económico, la multinacional se ofrece a ejecutar los trabajos por 5,88 millones de euros. No es el precio más barato de entre todas las aspirantes, pero supone una rebaja del 22% y un ahorro de 1,77 millones sobre el presupuesto base de licitación, de 7,57 millones de euros. En cualquier caso, el gasto planteado es notablemente superior al del primer contrato, que afloró importantes sobrecostes antes de comenzar a ejecutarse y obligó a reformular el defectuoso proyecto, encargado por la cuestionada Ciegsa en 2008. Las obras parten de un plazo estimado de ejecución de 20 meses e incluyen el derribo del edificio antiguo -vaciado en 2017 tras 70 años en uso- y la construcción del nuevo, que tendrá capacidad para 350 alumnos repartidos en 5 aulas de infantil y 9 de primaria, en tres alturas.

Cautela obligada

Según ha podido saber este diario, Acciona tendría previsto visitar el colegio esta misma semana para explorar el terreno y efectuar comprobaciones antes de ponerse manos a la obra. Los trabajos podrían comenzar en el mes de octubre, aunque en Anna ya nadie cree en los tiempos y a todos los niveles se impone la cautela, habida cuenta de los imprevistos que han ido dilatando la actuación, anunciada con un gran panel informativo en el pueblo hace ya trece años.

De forma paralela, la conselleria reservó una partida de 317.748 euros adicionales para contratar la dirección técnica de las obras, cuyo proceso de selección ha sido muy accidentado. Tuvo que recurrirse a un sorteo porque se produjo un empate en la baremación de los candidatos. Al final, fue escogida una UTE formada por los arquitectos Antonio López, Alejandro Martínez, Enrique Andrés, Ignacio Gazo y Rafael Pérez, que ofertó un precio de 118.171 euros más IVA. Otra aspirante presentó un recurso contra el procedimiento tras quedar apartada por plantear un gasto demasiado bajo.

Compartir el artículo

stats