Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balance

Los asaltos a domicilios suben otro 6,3 % en Ontinyent en el primer semestre del Pla de Xoc

El último balance del Ministerio refleja un repunte de la delincuencia del 4,5 % entre enero y junio - Los hurtos crecen un 18 % y los delitos sexuales bajan a 0

Los asaltos a domicilios suben otro 6,3 % en Ontinyent en el primer semestre del Pla de Xoc

Los asaltos a domicilios suben otro 6,3 % en Ontinyent en el primer semestre del Pla de Xoc

La delincuencia permanece anclada a una curva ascendente en Ontinyent a pesar del paquete de medidas anunciado a finales de enero para combatir la oleada de asaltos en el diseminado. Sobre el papel, al menos de momento, ni la docena de cámaras instaladas ni el considerable refuerzo policial se han traducido en un descenso de la criminalidad en la localidad. El último balance oficial publicado por el Ministerio del Interior, correspondiente al primer semestre del año, refleja un incremento del 6,3 % en los robos con fuerza en domicilios, el principal caballo de batalla del denominado Pla de Xoc puesto en marcha por la administración local ante las demandas vecinales.

Entre enero y junio de 2019, el informe -elaborado en base a los datos manejados por la Guardia Civil, la Policía Nacional y la Policía Local- contabiliza 85 asaltos a domicilios, cinco más que en el mismo periodo de 2018. Las fuerzas policiales también han intervenido en cinco robos con violencia e intimidación, uno más que el año pasado, a tiempo que se tiene constancia de un aumento del 18,5 % en los hurtos, que se cifran en 77. En términos globales, según esta radiografía, Ontinyent registra 442 delitos acumulados en los dos primeros trimestres del año, lo que equivale a un repunte del 4,5 %. Aunque es muy inferior, el dato se agrega a la espectacular escalada iniciada a comienzos del año pasado, cuando la cifra de infracciones penales se disparó un 31,6 %. Además, en la primera mitad del año pasado, los robos con fuerza en domicilios se multiplicaron por más de dos, un 122 %.

En el reverso de la moneda, en los primeros seis meses de 2019 no se denunció ni un solo delito sexual en la localidad, nada que ver con los 18 recopilados en el anterior balance ministerial. Tampoco hubo ninguna sustracción de vehículos pero, en cambio, los casos penales relacionados con el tráfico de drogas aumentaron un 100 %, de cero a cuatro. También crecieron un 33,3 % los delitos de lesiones y riñas tumultuarias y otro 5,2 % el resto de infracciones penales. La estadística no recoge todavía el asesinato de un vecino del municipio ocurrido en julio. En cualquier caso, si se examina a fondo la foto fija que ofrece el informe puede comprobarse cómo el comportamiento de los datos fue mucho peor en el primer trimestre de 2019 en comparación con el segundo. Entre enero y marzo, los delitos se dispararon un 18,4 % respecto al mismo periodo del año anterior, hasta los 251. Además, hubo un 28,3% más de robos con fuerza en domicilios y un 2,8 % más de hurtos.

La ciudad con menos delitos

A pesar de todo, entre las localidades de la Comunitat Valenciana de más de 30.000 habitantes que aparecen en el balance público, Ontinyent es el escenario del número más bajo de infracciones penales, inferior incluso al de otras poblaciones con un número similar o menor de habitantes. Como ha hecho hincapié en múltiples ocasiones el ayuntamiento, la tasa de criminalidad local se sitúa muy por debajo de las medias estatal y autonómica. En julio, el consistorio puso en valor los resultados satisfactorios del Pla de Xoc y aseguró que, en base a datos de la Guardia Civil, la cifra de robos se había reducido considerablemente en la ciudad, señalando una serie de estadísticas favorables.

Además, en los primeros meses del dispositivo especial de vigilancia fueron identificadas cientos de personas y se practicaron diversas detenciones que permitieron esclarecer decenas de delitos. Ahora bien, habrá que esperar algo más de tiempo para calibrar el impacto en los datos oficiales de la mayor presencia policial y del funcionamiento de las nuevas cámaras de vigilancia del tráfico, que comenzaron a instalarse en marzo. Vecinos y oposición han continuado denunciando este verano la sucesión de robos en el diseminado, como ha informado este diario.

Compartir el artículo

stats