Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ontinyent vuelve a los celtas cortos

celtas Cortos tocará en Ontinyent junto con la Orquesta Sinfónica del teatro Echegaray». Esta noticia fue publicada por Levante-EMV el 15 de enero de 2015 y anunciada como «uno de los platos fuertes de la programación prevista para el primer trimestre del año». Eso decía el regidor de Cultura de entonces, José Antonio Calabuig, quién destacó que tras el concierto de Los Secretos, «se comprobó que este puede ser un escenario fantástico para disfrutar muy de cerca de grupos emblemáticos del pop-rock español». Sin embargo, si exceptuamos a La Casa Azul, el «pop rock español» por el que tanto iban a apostar quedó en agua de borrajas. Otra noticia, cuatro años después, es que ese escenario albergará un espectáculo con Celtas Cortos basado en la novela 1984 y como puntal de la oferta cultural de otoño. Lo que evidencia que el nuevo partido de Jorge Rodríguez se ha sumido en la nostalgia de que cualquier tiempo pasado fue mejor. Así que, además de muy pocos conciertos, repetidos.

Menos mal que el voluntarioso regidor de Cultura, Àlex Borrell, casi sin proponérselo, salva los muebles de la programación musical con el I Festival de la Canción Francesa o con la presencia del cantaor Josep Aparicio, «Apa», y sus Flamencianes. Aunque la joyita no llegará hasta el 28 de diciembre, con el cantante y guitarrista Tomás Moreno, «Tomasito», una leyenda viva del flamenco de fusión que a lo largo de su trayectoria ha unido su nombre a Lola Flores, Navajita Plateá, Chano Domingo o Kiko Veneno y a los créditos del film de Fernando Trueba Calle 54. Amén del aval de sus ocho álbumes en solitario. Lo que no tiene explicación, ni la dan, es que mientras en el Echegaray programan diez actividades, en la sala Gomis ninguna.

¿Concreciones? ¿Para qué se reunió el alcalde Rodríguez en València con el conseller R afael Climent? Aseguran desde el gobierno municipal que «para repasar las inversiones en la ciudad de la Conselleria d'Economia Sostenible». Es decir, para garbellar aigua. Eso sí, la foto que no falte. De lo mucho conseguido, a renglón seguido, tenía lugar un encuentro con representantes empresariales lugareños para darles cuenta de las pretendidas buenas nuevas: «estudiar incentivos en las instalaciones de autoconsumo eléctrico». Nada nuevo bajo el sol, ya que estos temas figuran en las agendas de reivindicaciones de ATEVAL y COEVAL. Aunque lo más interesante, por esclarecedor, era que en la foto de dicho encuentro Rodríguez aparece flanqueado por el vice-alcalde no electo, a su derecha, y por la electa asesora del diputado decisiu, Natalia Enguix.

A l'Olleria sí que fueron. La Entrada de Moros y Cristianos de l'Olleria ganó en autoridades a la de Ontinyent. Son consecuencias de jugar en un partido comarcal, pese a que Rodríguez se niega a despertar. Ya que mientras él apenas contó con el presidente de las Corts y por imperativo legal con Rebeca Torró sustituyendo al presidente Puig más algún representante local en instituciones y poco más, el nuevo alcalde de l'Olleria, Ramón Vidal, del PP, estuvo arropado en la tribuna (y aprovechó la ocasión) por Torró, secretaria autonómica de Economía; la diputada provincial Pilar Sarrión; el congresista Joan Baldoví; los diputados autonómicos Jesús Pla y Vicente Betoret o el senador Fernando de Rosa y diez alcaldes de la Vall.

Levantinista de diez. Nota más que emotiva la del capitán del Levante UD, Morales, al dedicarle su gol y regalarle la camiseta con la que había jugado a Pau, un niño ciego de Ontinyent que es todo un seguidor del conjunto granota.

Compartir el artículo

stats