Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las Danses de Bocairent ya son BIC

Declaran de Interés Cultural está singular tradición que el pueblo celebra durante 5 noches en agosto

Las singulares Danses de Bocairent, una tradición que la localidad celebra desde el siglo XVII y durante cinco noches de agosto en las fiestas de Sant Agustí, ya son Bien de Interés Cultural Inmaterial (BIC). El pleno del Consell aprobaba ayer el decreto, que reconoce así que las Danses de Bocairent son un ejemplo de las expresiones tradicionales del pueblo valenciano, y que sus valores históricos y etnológicos tienen que ser reconocidos.

Les Danses de Bocairent se celebran desde inicios del siglo XVII „al menos hay constancia documentada de la celebración de las mismas desde entonces„ y tenían lugar al final del verano. Desde 1982 se bailan cada cinco noches, del 23 al 27 de agosto. El escenario principal es la Plaça Major de Bocairent, donde, hasta la introducción del alumbrado eléctrico, se bailaba a la luz de dos grandes hogueras. A partir de 1925 se incorpora a la celebración la instalación de la iluminación ornamental y la barraca, una caseta desmontable que simula una tradicional barraca valenciana, según destacaba ayer la Generalitat Valenciana que anunciaba la declaración de las Danses de Bocairent como BIC, junto a la de la Moixiganga de Titaguas.

Las danzas se bailan a ritmo de dolçaina i tabalet, y mantienen una estructura tradicional de itinerario, música e indumentaria de los balladors y balladores. La cap de dansa, tradicionalmente una mujer casada cada noche, es la encargada de iniciar la danza acompañada por un mayoral, así como de marcar el paso durante toda la danzada. La primera noche este papel protagonista lo ostenta la clavariesa mayor.

La celebración de las danzas está precedida de eventos festivos previos durante los meses de julio y agosto, entre ellos la presentación del programa de fiestas, la proclamación de la clavariesa, les dansetes o la cabalgata, que culminan con las cinco noches de danzas.

La declaración BIC, además del reconocimiento, exige proteger, preservar y difundir esta manifestación cultural. De ello se encargarán el Ayuntamiento de Bocairent y los Majorals de Sant Agustí.

Proceso transversal y participativo

El alcalde de Bocairent, Xavier Molina, expresaba ayer la «alegría» que ha causado la declaración BIC en la localidad, que viene trabajando por este reconocimiento desde 2015. «Ha sido un proceso largo, pero que al final ha llegado al punto que esperábamos, el reconocimiento a nuestras Danses». El primer edil destacaba que el proceso para la declaración ha sido «muy transversal y participativo», con la participación del Consell Municipal de Cultura, balladors, Majorals de Sant Agustí, el grupo de danzas, grupos de dolçaina i tabalet, los grupos políticos locales y el tejido asociativo. «Es un éxito colectivo», afirmaba.

Xavier Molina también resaltaba la pervivencia de la tradición a lo largo de los siglos. «Tienen una trayectoria de mucho recorrido histórico, de cultura popular transmitida vía personal», y agradecía que los antepasados «no hayan roto ese hilo conductor» de las Danses. Unas Danses que cuentan por fin con el «sello» BIC.

Compartir el artículo

stats