21 de octubre de 2019
21.10.2019
Óbito

Fallece a los 107 años la vecina de Bicorp a la que el rey condecoró este verano

Clotilde, una vecina "muy querida por todos y amable con todo el mundo", seguía haciendo vida normal

21.10.2019 | 19:47
Clotilde, entre la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, en la ceremonia de entrega de la Orden del Mérito Civil

La anciana de Bicorp de 107 años condecorada por el rey de España, Felipe VI, el pasado mes de julio por seguir en activo como voluntaria de Cáritas, falleció el sábado, según ha confirmado a Levante-EMV la alcaldesa, Fina García. La primer edil dijo que Clotilde Veniel «era muy querida por todos; todos la apreciábamos. Era una persona amable con todo el mundo», agregó. La misa funeral tuvo lugar el domingo en la parroquia de San Juan Evangelista de Bicorp.

Cuando cumplió 100 años, en mayo de 2012, Clotilde fue noticia en los medios locales como lo son todas las personas que llegan a esa edad y a las que se les suele brindar un cumpleaños especial. Pero su caso fue más llamativo que el resto por otra cosa. Con esa edad, seguía haciendo una vida prácticamente normal en Bicorp, su pueblo de la Canal de Navarrés, y era voluntaria totalmente en activo de Cáritas: la de más edad del país.

Siete años después, su extraordinaria longevidad y el hecho de que todavía ayudara a Cáritas de su parroquia recogiendo ropa y alimentos para los pobres, llamó la atención de entidades como las amas de casa Tyrius y la Generalitat, que la promocionaron para que la Casa Real la condecorara. Y fue distinguida junto a un total de 40 personas más con la Orden del Mérito Civil. La anciana no dudó en acudir personalmente a Madrid a recoger la distinción. Fue el pasado 19 de julio, en un acto solemne que tuvo lugar en el Salón de Columnas del Palacio Real de Madrid con motivo del V Aniversario de la Proclamación del monarca. La veterana voluntaria viajó de Bicorp a Valencia en coche, y de Valencia a Madrid en AVE. En la estación de Puerta de Atocha la recogió un vehículo de la Casa Real que la llevó a un hotel de la capital para que descansara y pernoctara en la ciudad para, al día siguiente, recibir la medalla. Acudió a Madrid acompañada de su hija Clotilde, de 78 años; de su nieta Desiré Serrano,y de su biznieto Fede.

Clotilde contravino las indicaciones de sus familiares y decidió desplazarse sola los pocos metros que separaban su asiento en la primera fila de la mesa en la que estaban los reyes de España, Felipe y Letizia; la princesa Leonor y la infanta Sofía. Lo hizo sin ningún apoyo, ya que no utilizaba bastón. Una vez recibida la insignia, protagonizó la imagen de la jornada porque la reina hizo ostensibles indicaciones a Leonor y a Sofía de que acompañaran a Clotilde a su asiento, momento que recogieron los fotógrafos. «Pero qué guapas sois», les dijo la mujer, quien nada más terminar la ceremonia preguntó, con un punto de preocupación: «¿Lo he hecho bien?». Clotilde declaró a este diario tras el homenaje: «Es una recompensa muy grande que todo un rey te reconozca; ni en mis mejores sueños lo hubiera imaginado», dijo.

El acto tuvo lugar en el Salón de Columnas del Palacio Real presidido por los reyes de España, Felipe y Letizia, acompañados por sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía; el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el ministro de Asuntos Exteriores y canciller de la Orden del Mérito Civil, Josep Borrell. Al término del acto, un cuarteto de cuerda de alumnas de la Escuela Superior de Música Reina Sofía interpretó el himno nacional, y los reyes y sus hijas se fotografiarán junto a los condecorados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook