07 de noviembre de 2019
07.11.2019

Gomar es reelegido presidente con Albert de número dos tras pactar PSPV y Compromís

La Vall ens Uneix y el PP rechazan las delegaciones por «falta de representación» en la Mancomunitat de la Vall, pero siguen en la junta

06.11.2019 | 23:10
Gomar es reelegido presidente con Albert de número dos tras pactar PSPV y Compromís

Casi dos meses para constituir el nuevo gobierno de la Mancomunitat de Municipis de la Vall d'Albaida. Mucho tiempo, aunque ya querría la ciudadanía que otros gobiernos se hubiesen constituido en ese tiempo. Tras el pleno fallido del pasado 18 de septiembre, ayer arrancaba la nueva legislatura de la Mancomunitat de la Vall con la reelección de Vicent Gomar (alcalde de la Pobla del Duc por el PSPV) como presidente y Josep A. Albert (primer edil de Albaida por Compromís) como vicepresidente, así como la elección del resto de la junta de gobierno, que completan como vocales Mª Amparo Canals, José Mª Beneyto, Federico Vidal, Julio Biosca, Mario Mira, Susana Navarro, Ramón Vidal, Estefanía Mollá y Natalia Enguix. La elección de Gomar y Albert contó con el voto a favor del PSPV y Compromís, el voto en contra del PP y la abstención de La Vall ens Uneix, los dos partidos que rechazaron las delegaciones, aunque no salen de la junta de gobierno pese a las críticas vertidas anoche en el pleno y tendrán dos vocales cada uno.

Gomar reconoció que las negociaciones para llegar al acuerdo con Compromís «no han sido fáciles», pero ahora comienza una legislatura en la que «tenemos que poner a la Mancomunitat en el siglo XXII». El reelegido presidente instó a «trabajar todos juntos, como hemos hecho hasta ahora, pero con más armas, con la nueva ley de mancomunidades», apelando al consenso que ha caracterizado al organismo comarcal y que ayer los partidos de la oposición criticaron. Vicent Gomar planteó como objetivos para los próximos cuatro años la creación de la gerencia para el ente, trabajar contra la despoblación y el contrato de la recogida de la basura.

Unos retos que también señaló el vicepresidente, que calificó como «clave» la nueva legislatura. Josep Albert afirmó que «es necesaria una profesionalización de la mancomunidad para mejorar la gestión», en alusión a la gerencia; y abordar el contrato de la gestión de la basura, que finaliza en 2022.

El representante de La Vall ens Uneix, Joan Sanchis, fue el más crítico con el nuevo gobierno de la mancomunidad y afirmó que «hoy es un día triste, porque el consenso que ha tenido la Mancomunitat hasta ahora, hoy no ha pasado». Sanchis censuró la «infrarrepresentación» del nuevo partido de Jorge Rodríguez, que gobierna en Ontinyent, el Palomar y Bufali. «Solo tenemos 6 de los 68 representantes [cada municipio cuenta con dos] pese a que PSPV y Compromís suman 38.000 habitantes y el resto de fuerzas representamos a más de 50.000 habitantes de la comarca». El también diputado provincial reiteró la «falta de consenso» manifestando que «hoy el acuerdo se ha roto, ha faltado destreza política y saber negociar con todas las fuerzas políticas», y afirmó que «no vamos a tolerar que se burlen de nosotros, que se insulte a nuestros vecinos». Denunció la «unilateralidad» en la toma de decisiones entre PSPV y Compromís y señaló que «hoy asistimos a un rodillo por una ley que no representa lo que los ciudadanos han elegido», en alusión a la población que representa La Vall ens Uneix, con los más de 35.000 habitantes de Ontinyent y los del Palomar y Bufali.

El Partido Popular también criticó la falta de representación en la junta de gobierno „finalmente no habrá vicepresidencia para el PP. La portavoz popular, Susana Navarro, expresó el voto en contra a la elección de Gomar alegando que las peticiones del PP no han sido atendidas. «Reclamamos más representación porque somos el 33 % de los municipios, queríamos tres representantes y solo tendremos dos». Además, afirmó que Gomar «no es el presidente que queremos» y criticó que los representantes de la mancomunidad «los elijan Puig y Oltra».

Un ente «de todos los pueblos»

El portavoz de Compromís, Julio Biosca, respondió que «tenemos que poner en marcha la Mancomunitat, la comarca tiene que avanzar y en eso tenemos que quedarnos». Señaló que más del 50 % de los municipios no llegan a mil habitantes y la Mancomunitat tiene que ser el organismo en el que «todos los pueblos se sientan representados». Afirmó que «se han hecho cosas muy buenas y otras que hay que mejorar», y apeló al «máximo consenso» para lograrlo. En los mismos términos se expresó el portavoz del PSPV, Antonio Esquinas, que destacó «el diálogo y el consenso», y afirmó que «Sempere [23 habitantes] tiene que tener una voz tan potente como Ontinyent», en alusión a las críticas de Sanchis por la falta de representación de su partido en función de la población.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído