La Colla Ecologista l'Arrel de Ontinyent ha propuesto para este próximo domingo una visita al término municipal de la capital de la Vall para conocer el proyecto de restauraciones forestales que lleva a cabo el propio colectivo desde hace décadas. de hecho, el proyecto nació en el año 1989, dentro del Grup Scout Màfeking-167, explican. Las acciones que se desarrollan son la gestión de un vivero forestal de especies autóctonas, la realización de tareas de revegetación en medio natural (ecosistemas forestales y también, pero en menor medida, en ecosistemas riparios), eliminación de especies exóticas invasoras ( Ailanthus altissima, Robinia pseudoacacia y Arundo donax, mayoritariamente), aclarado en masas hiperdensas de Pinus halepensis, reservas de carrascas o instalación de cajas nido, entre otras, según detallan desde este colectivo.

Todas las tareas corren cargo de voluntarios y el grupo recibe «una modesta aportación económica anual de Caixa Ontinyent, así como donativos de particulares y colaboraciones por parte del Ayuntamiento de Ontinyent o la parroquia de Santa María, en forma de cesión de vehículos, de instalaciones, depósitos de agua...», añaden. La visita se centrará en el vivero forestal y uno de los núcleos de dispersión y reclamo habilitados, desde donde se puede observar la reintroducción de especies vegetales interesantes, tales como Quercus faginea ssp faginea, Quercus ilex ssp rotundifolia, Acer opalus ssp granatense, S orbus aria, Sorbus domestica...

La salida está fijada a las nueve de la mañana (punto de encuentro: plaza de la Coronació). A las diez, desplazamiento en coche hasta el inicio del itinerario (once kilómetros) y nada más llegar al punto señalado, ruta a pie de dificultad media-baja sobre senderos y caminos. Hay que llevar calzado de montaña y ropa cómoda, así como los elementos necesarios para hacer frente a las inclemencias meteorológicas. La longitud del itinerario a pie ronda los nueve kilómetros (ida y vuelta) y está previsto que la llegada a la zona a visitar sea a las once y media de la mañana. Cabe llevar provisiones y agua. A la una será la comida, y tras finalizar ésta se procederá al regreso al estacionamiento para retomar los vehículos.