Las empresas de Ontinyent necesitarán trabajadores con una mayor formación específica vinculada para poder seguir generando empleo los próximos cinco años. Esta es una de las conclusiones del estudio sobre necesidades formativas en el sector industrial impulsado por el Ayuntamiento de Ontinyent a petición de las patronales Coeval y Ateval, dado a conocer ayer en el Soterrani de les Idees por parte del concejal de Promoció Econòmica, Pablo Úbeda. el edil destacó que «contar con esta información nos va a permitir dirigirnos con datos concretos a las administraciones superiores, para que nos apoyan con mejoras en materia formativa y educativa adaptada a lo que realmente necesitan las empresas», resumió.

Según profundizó el regidor, serán necesarios en lo sucesivo certificados de profesionalidad o estudios de formación profesional en áreas más específicas. «Y vamos a trabajar en ese sentido, para que vuelvan a la ciudad los estudios de FP vinculados al textil que perdimos tiempo atrás y que se trasladaron a Alcoi», manifestaba.

Este estudio, realizado sobre un universo de 223 industrias de los sectores que mayor demanda de trabajo generan, «ha constatado nuevamente que el textil es el más importante en la zona», según explicaba el concejal, pero también son relevamtes otros como la fabricación de productos metálicos; la de productos informáticos y electrónicos; las empresas de fabricación de maquinaria y equipamiento, así como perfiles transversales a todos los sectores, detalló el edil en su intervención.

La secretaria general de Ateval-Vall d'Albaida, Maria Reig, apuntaó por su parte que la idea de este estudio llegó a la patronal textil «al constatar por parte de las propias empresas que no tenían gente para cubrir algunos puestos y perfiles determinados», dijo ayer. El presidente de Coeval, Javier Cabedo, agregó que aunque la necesidad inicial llegaba del textil, «planteamos al Ayuntamiento de Ontinyent el hacer un estudio que cubriera también otros sectores, a fin de que las conclusiones ayuden a impulsar acciones que permitan crear la mayor cantidad de puestos de trabajo posible», indicó.

Así, según explicaba el regidor, se han determinado las previsiones de los perfiles necesarios para los próximos 3 y 5 años. Ese análisis indica que «se requieren trabajadores tanto de baja como de alta calificación, siendo el sector textil una perfecta muestra» ya que «según datos tanto de este estudio como de los realizados por la patronal europea Euratex y el pacto territorial Ontinyent-Ibi-Alcoi, serán necesarios operarios de producción pero menos que en otros momentos, y en cambio habrá un aumento de la demanda de diseñadores y de nuevos perfiles como personas técnicas en logística, especialistas en marketing, en innovación de acabados, en textiles inteligentes o analistas de procesos», detallaba ayer Úbeda.

En la fabricación de productos metálicos se requerirá expertos en robótica y sistemas; en la de productos informáticos y electrónicos, técnicos y programadores; en la de maquinaria y equipamiento, especialistas en realidad virtual; y en cuanto a perfiles transversales se necesitarán para áreas como la administrativa o la comercial.