El Ayuntamiento de Xàtiva ha convocado una reunión del Consell d'Acció i Polítiques Socials (CAPS) para el próximo viernes a las 12 del mediodía con la finalidad de «informar de la situación del asilo de San Antonio, que gestiona la Congregación de las Hermanas de los Ancianos Desamparados, así como de la situación de los usuarios de este centro», señalan desde el equipo de gobierno. Ayer, Xàtiva Unida pidió una convocatoria urgente de dicho consell y dejó caer alguna crítica hacia la «desinformación» que padecen as familias de los 69 usuarios y los trabajadores ante el inminente cierre del asilo. La reunión ya estaba convocada desde el lunes, según precisaron ayer fuentes municipales. Xàtiva Unida lo solicitó en el pleno del pasado sábado.

«Desde Xàtiva Unida „señalaron ayer„ pensamos que el gobierno municipal debe tomar medidas y posicionarse ante esta situación de incertidumbre». En el seno de esta formación causa perplejidad el escaso nivel de implicación del equipo de gobierno. A preguntas de este diario en la rueda de prensa del pasado viernes, la concejala de Bienestar Social y directora general de Cooperación, Xelo Angulo, dijo que el realojo de los ancianos era una cuestión de una institución «privada».

Acto en la capilla, mañana

Por otro lado, la comunidad cristiana de la ciudad, según un portavoz oficial que se ha identificado ante los medios de comunicación, ha pedido la asistencia de los fieles a una misa mañana sábado «con el fin de agradecer la presencia durante 141 años de las Hermanitas de Ancianos Desamparados en la Casa Asilo de San Antonio de Xàtiva», señala en una nota. La convocatoria se hace extensiva «a toda la comunidad cristiana de nuestra ciudad y del resto de la comarca» añade. La eucaristía se celebrará a las doce del mediodía en la capilla del asilo, y estará presidida por el abad de la Seu, José Canet. Asistirá la madre superiora «para recibir nuestro agradecimiento».