Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Olímpic gana sufriendo al Elche B y se coloca a un punto de la sexta plaza

Un gol en la primera parte de Frangi da el triunfo a los de Xàtiva, aunque el rival tuvo ocasiones para igualar

El capitán del Olímpic, Berna Ballester, pugna por un balón con un rival del Elche B, anteayer domingo en el partido en la Murta.

El capitán del Olímpic, Berna Ballester, pugna por un balón con un rival del Elche B, anteayer domingo en el partido en la Murta. Perales Iborra

En un partido en el que, tal vez, el Olímpic ha creado y contado con más ocasiones de gol, de nuevo ha sido un defensa, Frangi, en una acción a balón parado „un saque de esquina„, quien de remate de cabeza le da los tres puntos al equipo ante el Elche B. El gol se marcó en la primera parte y, por no perder la costumbre, el equipo de Xàtiva acabó padeciendo al no marcar algún gol más en el segundo tiempo. «Este año estamos condenados a sufrir», declaró el entrenador Abel Buades, en la comparecencia posterior al encuentro.

Según el punto de vista del entrenador, «ha sido un partido con opciones para los dos equipos. Hemos tenido durante más momentos el control del partido, aún sin el balón, bien posicionados. La primera ocasión clara es para ellos, pero después hemos tenido muchas ocasiones, si hubiera acabado 3-0 no hubiera extrañado. No hemos estado acertados: o en el último pase, en el contragolpe o en la definición», exponía.

Más intensidad

El Olímpic mostró esa intensidad que repite cada semana el entrenador, pero también cometió errores inesperados en acciones relativamente sencillas, «como les he pedido intensidad durante la semana, a lo mejor, en ocasiones hemos salido alocados y mal posicionados, pero prefiero esa intensidad y luego ya les mostraré en que momento deben salir y en cuál no y no dejar el equipo partido como ha pasado algunos momentos», reconocía Buades.

Aunque en la segunda parte se jugó más en campo del Olímpic, el equipo no jugó a mantener la ventaja en el marcador, «no teníamos perfiles defensivos en el banquillo pero si los hubiera tenido no los hubiera sacado porque no quiero transmitir el mensaje de que había que defender el resultado», exponía el técnico.

Los tres puntos sumados permiten al equipo situarse a un único punto de la sexta posición, posición marcada como objetivo por el entrenador, «a pesar de la necesidad de ganar ante nuestra gente, el equipo ha respondido y me voy contento. Tres puntos que nos alivian y nos hacen afrontar los partidos más duros con otras expectativas».

Tras la última jornada hay siete equipos que optan a esa posición con solo dos puntos de diferencia. En el encuentro en la Murta, se guardó un minuto de silencio en memoria del socio Ignacio Ramón. Los equipos salieron al terreno de juego con una pancarta contra la violencia de género, y actuó como asistente la colegiada internacional Rita Cabañero. No funcionó, una semana más, el marcador electrónico de la Murta.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats