Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Advertencia

Hacienda abronca a 19 consistorios por sobrepasarse con los gastos previstos

Una vista panorámica del núcleo urbano de Canals, en primer término, en una imagen reciente.

Una vista panorámica del núcleo urbano de Canals, en primer término, en una imagen reciente. Perales Iborra

El Ministerio de Hacienda ha hecho públicas sus conclusiones sobre el cumplimiento de la ley de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera por parte de los consistorios, y con los datos presentados por las propias administraciones locales de las liquidaciones de 2018, ha reprendido a 19 ayuntamientos de la Costera, la Canal de Navarrés y la Vall d’Albaida por sobrepasarse con los gastos y no cumplir la regla de gastos. 19 ayuntamientos en los que el saldo entre los ingresos y los gastos no financieros (no se incluyen los préstamos y sus amortizaciones) fue en 2018 negativo. Además, tres de esos 19 ayuntamientos tampoco cumplieron con los objetivos de estabilidad, señalan.

Hacienda ha señalado como «no cumplidores» a Albaida, Anna, Bèlgida, Bellús, Benicolet, Bufali, Canals, Carrícola, Chella, Estubeny, Fontanars dels Alforins, el Genovés, Millares, Moixent, Montesa, Navarrés, Ontinyent, Rotglà i Corberà y Vallada. Todos ellos forman parte de la lista negra de haciendas locales que no cumplen la regla del gasto. Canals, Vallada y Rotglà i Corberà, además, han sido reprendidos también por el Estado no cumplir con los objetivos de estabilidad.

En el caso de Canals su saldo negativo fue de 51.755 euros, aunque el consistorio canalense ya incumplió los objetivos de estabilidad en 2017. Rotglà i Corberà, por su parte, liquidó 2018 con un saldo de -177.213 euros, un consistorio que en 2016 tampoco cumplió la regla de gasto. En Vallada, la agónica situación de este consistorio, uno de los más endeudados de la Comunitat Valenciana y del territorio español (con una deuda , al cierre de 2018, de 24,6 millones de euros), el balance negativo entre los ingresos y los gastos no financieros ascendió a 800.864 euros. La localidad de la Costera lleva desde 2015 incumpliendo los objetivos de estabilidad, aunque ha ido rebajando los saldos negativos desde los más de 6,5 millones de euros de déficit con los que cerró 2015, según los datos publicados por el ministerio, a los -800.864 de la liquidación de 2018.

Esta situación ha obligado al consistorio valladino a aplicar un plan económico financiero para reducir la deuda y sanear las cuentas municipales en los ejercicios de 2019 y 2020. Un plan que impone al Ayuntamiento de Vallada generar una capacidad de financiación que para el pasado año tenía que superar los 5,9 millones de euros y para este 2020 fija en 1.472.824 euros. El plan también remarca la necesidad de reducir el periodo medio de pago a proveedores, que en 2018 era de 32 días. Canals y Rotglà i Corberà, por su parte, no disponen ahora de plan económico financiero. El primer municipio lo trazó en 2018 con vigencia hasta 2019; mientras que Rotglà lo estableció en 2017 y con periodo hasta 2018. A la vista de los datos hechos públicos por Hacienda a partir de la liquidación de 2018, estos consistorios tendrían que revisar estos planes.

Albaida, a la que el ministerio ha señalado con la etiqueta de «no cumple» la regla de gasto, aunque sí el objetivo de estabilidad, también cuenta con un plan económico financiero, con vigencia hasta este 2020. Un plan que marca la obligación de generar una capacidad de financiación para la estabilidad presupuestaria de 355.000 euros para 2019 y de más de 1,1 millones de euros para este 2020. El plan recomienda rebajar el coeficiente de endeudamiento hasta los 122,61% este año.

Planes económico-financiero

Navarrés, Bufali, Moixent y Montesa, que también incumplen la regla de gasto al cierre de 2018, cuentan con planes económico-financieros para los ejercicios de 2019 y 2020, aunque establecen una menor capacidad de financiación, atendiendo a sus situaciones económicas. En el caso de la localidad de la Canal de Navarrés, se fija generar una capacidad de financiación de 21.179 euros para 2019 y de 322.081 euros para 2020. Para Bufali, el plan económico puesto en marcha impone generar una capacidad de financiación de 9.668 euros para 2019; y de 29.916 para el presente año 2020.

En el caso de las dos localidades de la Costera que se han excedido en los gastos según la liquidación de 2018 y que tienen en marcha un plan económico financiero, para Moixent, la capacidad de financiación el pasado año tenía que llegar a 322.700 euros, y en el presente a 72.300. Por su parte, la capacidad de financiación que imponía generar el plan de Montesa era de 21.994 euros en 2019 y 111.985 euros en 2020.

Al cierre del ejercicio contable del año 2017 incumplieron la regla de gasto los ayuntamientos de l’Alcúdia de Crespins, Alfarrasí, Benigànim, Estubeny (que ha repetido al cierre del ejercicio de 2018), Llutxent, Salem y Terrateig, mientras que Canals incumplió el objetivo de estabilidad, según estos mismos datos de Hacienda.

Compartir el artículo

stats