18 de marzo de 2020
18.03.2020
Levante-emv

Ontinyent facilitará la compra a domicilio de alimentos y medicinas a las personas mayores confinadas por el coronavirus

El alcalde anuncia la puesta en marcha de un servicio de atención telefónica para atender los sectores de población que más están sufriendo el confinamiento por la pandemia

18.03.2020 | 18:53
Rodríguez en una reunión con regidores para acordar medidas frente al coronavirus

El alcalde de Ontinyent, Jorge Rodríguez, ha anunciado hoy la puesta en marcha de un servicio de atención telefónica a las personas mayores o con la movilidad reducida que viven confinadas por el coronavirus, Covid-19. El servicio, que será atendido por seis psicólogos municipales, pone a disposición de la gente más vulnerable la posibilidad de que le hagan la compra de alimentos o medicinas y se la llevan a casa.

Las personas interesadas tendrán que hacer el pedido por teléfono (96 291 82 10) y abonar el coste de la compra de los alimentos o los medicamentos una vez le sea entregada en su domicilio. Las personas recibirán también atención psicológica o podrán pedir que los trasladen a un centro sanitario.

El servicio, que también atenderá consultas de psicología en la población en general, se prestará de lunes a viernes, de 9 a 14 horas. Al mismo tiempo, el ayuntamiento aprovechará la información obtenida gracias al programa social contra la soledad no deseada para ponerse en contacto telefónico con las alrededor de 600 personas mayores que respondieron a la encuesta.

Según ha explicado Natàlia Enguix, primera teniente de alcalde y regidora de Igualtat, entre este miércoles y viernes se telefoneará a estas personas para conocer como están viviendo el confinamiento por el coronavirus y se les informará de la posibilidad de hacerles la compra o de trasladarlos al médico: «sabemos que la red familiar y social de Ontinyent hace que nuestra gente mayor esté mayoritariamente muy atendida, pero también somos conscientes que pueden haber personas que necesiten estos servicios y no saben que los tienen a su alcance», ha expuesto Natàlia Enguix.

Ampliación a 150 del servicio de alimentos para menores
Por otro lado, la regidora de Política per a les Persones, Paula Soler, confirmaba hoy que el servicio de comida a casa para menores en situación de vulnerabilidad económica y social se amplía hasta los 144 niños y niñas. El ayuntamiento cubrirá a partir de ahora tanto el alumnado que cuenta con beca de comedor escolar de la Generalitat Valenciana como los becados por el Gobierno de España, puesto que el servicio de comedor se ha suspendido al cerrarse las escuelas. Este incremento llevará al ayuntamiento a contratar el servicio de dos empresas locales de comida para llevar para complementar el servicio que está prestándose. Al mismo tiempo, desde Servicios Sociales se ha pedido a los centros educativos con menores de familias que no dispongan de equipos informáticos e internet que les faciliten los deberes o los trabajos para casa en papel.

Paula Soler recordaba que el programa Menjar a Casa mantiene su prestación a 47 personas mayores. Igualmente, Paula Soler ha destacado la importancia de no haber suspendido el Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD), con 115 usuarios y usuarias, que ayuda y da un respiro a las familias en la atención a personas con movilidad reducida.
En cuanto al centro de día y el centro ocupacional, Soler ha explicado que el personal de ambos centros ha establecido un servicio de atención telefónica y presencial a domicilio que permite un contacto diario tanto con los usuarios como con sus familias para mantener la atención mientras dure el cierre del servicio.

La regidora también valoraba la importancia de la coordinación que está llevándose a cabo con centros y servicios como Afao, Amco, las residencias de mayores y Creu Roja, e incidía en el planteamiento anunciado por el alcalde de «hacer todo aquello que esté en nuestras manos para tratar que nadie quede en situación desamparada durante esta crisis», concluía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook