El alcalde de Ontinyent, Jorge Rodríguez, y los agentes socioeconómicos de Ontinyent han hecho hoy un llamamiento a la ciudadanía para que haga sus compras en el pequeño comercio, especialmente durante el decreto de estado de alarma que rige ahora la vida en la localidad. En una videoconferencia del primer edil con los representantes de las patronales y de las centrales sindicales de la ciudad, se ha puesto de manifiesto la grave situación en que se encuentra el comercio local por la paralización de la actividad económica derivada de la pandemia; los representantes de las patronales y los sindicatos han insistido en que la ciudadanía puede "salvar" muchas tiendas si opta por comprar en ellas en vez de en las grandes superficies.

En la videoconferencia han participado también el regidor de Promoció Econòmica, Pablo Úbeda, además de Rafa Lurbe (Ateval), Javier Cabedo (Coeval), Jordi Martínez (Ahval), Elu Mancebo (Constructores), Amparo Boscà (Comerç Inn), Marisa Bernabéu (Soc), Jordi Vidal i José Campos (Comerciants de Sant Rafel), Raül Roselló (UGT) y Manuela Pascual (CCOO). La dinamización de la economía durante y después de la crisis y el aplazamiento y fraccionamiento de los tributos locales han sido las dos principales preocupaciones en las que se ha centrado la reunión.

En cuanto a los impuestos y tasas municipales, el alcalde ha avanzado que se está estudiando el aplazamiento o ampliación de los plazos de pago, así como su fraccionamiento para facilitar su liquidación por parte de particulares y empresas. Jorge Rodríguez ha recalcado que a pesar de que es imprescindible que el consistorio siga teniendo recursos para atender a todos los sectores de la población, se echará mano de "todas las herramientas" al alcance del municipio "para no dejar nadie en el camino", ha insistido el alcalde.

Una de las medidas acordadas y que se pondrá en marcha de manera inmediata es una campaña para incrementar la confianza de la población y las compras en el comercio de proximidad: "la ciudadanía se ha de concienciar de la necesidad de comprar en el comercio de Ontinyent", se ha insistido. Asimismo, se prepara una campaña para promover el consumo local entre la población cuando acabe la crisis, según ha informado el Ayuntamiento de Ontinyent, entre las actuaciones previstas, se evalúa la posibilidad de implantar bonos de consumo que promuevan las compras en el comercio local. Además, el consistorio trabaja en el diseño de un plan de ayudas a autónomos y empresas afectadas por la crisis del Covid-19.